Deportes

Patrick Sandoval coqueteó con un no hit no run ante Minnesota

Patrick Sandoval quedó a dos outs de su primer juego sin hit ni carrera en Grandes Ligas / Foto: Cortesía

Patrick Sandoval sabía que la historia estaba a su alcance. El joven zurdo de Angelinos de Los Ángeles miró el marcador después de cada entrada para confirmar su trabajo: no se permiten hits.

Sus compañeros también le hicieron saber lo que estaba en juego, manteniéndose lo más lejos posible de él en el banquillo.

A cargo de todo el camino, Sandoval tuvo su oferta sin hits interrumpida con un out en la novena entrada con un doble suave del novato Brent Rooker cuando Angelinos venció a Mellizos de Minnesota 2-1 el sábado por la noche.

“De repente, me rechazaron”, dijo Sandoval. “Después del séptimo, entré y pensé: ‘Todos están muy lejos de m픑.

Sandoval, un jugador de 24 años que comenzó el juego con un récord de 3-13 en su carrera, ponchó un récord personal de 13. Estaba compitiendo por el 12º juego sin hits en la historia de Angelinos: Nolan Ryan lanzó cuatro de sus siete récords sin hits -hitters para ellos.

Ya hubo siete juegos sin hits en las mayores esta temporada. El récord de las Grandes Ligas de ocho se estableció en 1884, el primer año que se permitió lanzar por encima de la cabeza.

Mellizos no se había acercado a un hit hasta que Rooker, quien abanicó sus primeras tres veces, lanzó un elevado de campo opuesto que cayó justo dentro de la línea por la derecha.

“Definitivamente uno que yo necesitaba, uno que necesitaba el equipo”, dijo Rooker. “Ese tipo obviamente hizo un muy buen trabajo toda la noche ejecutando lanzamientos. Obviamente no es mi mejor swing, pero terminó funcionando. Solo algo que necesitaba para caer”.

Sandoval (3-4) sonrió luego de que la pelota cayó, retiró al siguiente bateador y luego fue retirado tras 108 lanzamientos. Caminó uno.

“Regresará a esa situación de nuevo algún día”, dijo el mánager de Angelinos, Joe Maddon. “Cuando haga que todo suceda como lo hizo esta noche, se podrá ver más de eso”.

El cerrador Raisel Iglesias permitió un doble productor a Josh Donaldson antes de conseguir su 21º salvamento en 25 oportunidades.

José Berríos (7-5) permitió dos carreras sucias en siete entradas en quizás su última apertura para Minnesota. Berríos, un potencial candidato a canje luego de no poder llegar a un acuerdo sobre una extensión de contrato, permitió tres hits y ponchó a cuatro.

“Estaba bromeando hoy antes del juego, ‘Oh, no quiero lanzar esta noche. No quiero ir al estadio’”, dijo Berríos. “De una manera divertida. Estamos bien en Minnesota. Lo estamos disfrutando hasta ahora, nuestra estadía aquí. Quiero seguir haciendo eso durante, con suerte, seis, siete u ocho años más. No sé.”

Pero, de una manera algo inesperada, esta fue la noche de Sandoval.

Había hecho solo 26 aperturas en su carrera en las mayores. Adquirido de Astros de Houston en 2018 en un canje por el receptor Martin Maldonado, Sandoval ha demostrado una habilidad para hacer swings y fallos, pero mostró la habilidad para cerrar un equipo el sábado.

Sandoval mantuvo a raya a Mellizos que luchaba con una combinación de su sinker, cambio y slider.

Minnesota, que canjeó a Nelson Cruz a Tampa Bay esta semana en la primera de una probable situación de liquidación, apenas tuvo el desafío de un hit contra Sandoval.

“Una de las mejores salidas que he visto en mucho tiempo”, dijo el mánager de Mellizos, Rocco Baldelli. “Él tenía el control de todo lo que hizo esta noche”.

Después de que Kepler fuera golpeado por un lanzamiento con un out en el cuarto, Sandoval hizo que Donaldson batería para doble play. Miguel Sanó llegó a la base en un error de tiro del campocorto José Iglesias para iniciar el quinto, pero Sandoval ponchó a los siguientes tres bateadores.

Después de salir de otro aprieto en el octavo tras golpear a Trevor Larnach con un lanzamiento, Sandoval gritó fuerte mientras caminaba sobre el montículo. Durante las últimas entradas, Sandoval se sentó solo al final de la banca de Los Ángeles.

“Honestamente, pensé que lo manejé bastante bien”, dijo Sandoval. “Pensé que me estaría volviendo loco”.

Puerto La Cruz / José Barberi

(Visited 1 times, 1 visits today)

Share This:

Comentarios

  




Publicidad

Publicidad




Publicidad

El Tiempo