Yulimar Rojas

Yulimar Rojas: Hacer normal lo extraordinario

Yulimar Rojas rebasó la distancia de 15 m de manera consistente antes de implantar el récord mundial en Tokio 2020 / Foto: Marca Claro

Cuando el pasado 1 de agosto, la portuguesa Patricia Mamona y la española Ana Peleteiro saltaron 15.02 y 14.87 metros en la final olímpica del salto triple para llevarse la medalla de plata y bronce, respectivamente, rompieron marcas nacionales. Es decir, hicieron saltos que nunca algún deportista femenino de su especialidad había realizado.

Esos récords distan mucho  de las habituales marcas que ha establecido Yulimar Rojas en el último ciclo olímpico, pues siempre ha estado por encima de los 15 metros, siendo un habitué en los últimos tres años, rompiendo el récord mundial bajo techo (15.43), el Panamericano (15.11) y más recientemente el tope mundial, en el máximo escenario del deporte, con ese 15.67 que dejó enmarcado para llevarse la medalla de oro en los Juegos de Tokio 2020.

Esto evidencia la superioridad que tiene Rojas respecto a sus rivales. Un dominio que no se había visto anteriormente en el salto triple, pues ni la colombiana Caterine Ibarguen ni la ucraniana Inessa Kravets lograron tales marcas.

Kravets mantuvo la línea de Rojas, al triunfar en dos Mundiales (1993, 1995), además de tener una presea dorada en los JJ.OO. Atlanta 1996 y una plata en la edición de Barcelona 1992. No obstante, años más tarde, en el 2000, la ucraniana fue suspendida por haber consumido sustancias ilícitas.

En tanto, Ibarguen, hasta ahora la exponente más laureada de esta disciplina, con cinco medallas en Mundiales (2 oro, 1 plata, 2 bronce) y un campeonato olímpico en Río de Janeiro, tiene su mejor registro en 15.31, marca que Rojas batió par de veces en la final del pasado domingo.

El próximo año se llevará a cabo el Mundial de Atletismo en Oregon, Estados Unidos. En ese lugar la anzoatiguense buscará el tricampeonato, superando la marca de su par neogranadina, a la que sucedió en el reinado de este deporte.

Yulimar Rojas, saltadora anzoatiguense, de 25 años, se convirtió en la figura del atletismo mundial gracias a su capacidad para “viajar” grandes distancias.

Desde 2019 hasta 2021 sobrepasó, de manera regular, la distancia de 15 metros (m) considerada la medida para distinguir a las buenas exponentes de su disciplina.

Barcelona / Alejandro Fernández

(Visited 1 times, 3 visits today)

Share This:

Comentarios

  




Publicidad

El Tiempo