Locales

Barceloneses anhelan que llueva para abastecerse de agua

El presidente del Colegio de Médicos llamó a las autoridades a optimizar los servicios / Foto: Rafael Salazar

Para los habitantes del estado Anzoátegui, la interrupción del servicio de agua, por los niveles de turbidez en el río Neverí, es un problema de nunca acabar. 

Este jueves 11, la empresa Hidrológica del Caribe (Hicrocaribe) anunció nuevamente que sería cortado el suministro hídrico desde la planta potabilizadora El Rincón, que abastece a los municipios Sotillo, Urbaneja, Guanta y parte de Bolívar, por el motivo  mencionado, aunque vecinos afectados sostienen que solo se trata de una “excusa”.

Katty de Durán, habitante de la urbanización Boyacá II, manifestó que allí están esperando que llueva para llenar sus bidones porque llevan más de dos semanas sin el líquido potable y ya no cree en las justificaciones de Hidrocaribe.

“Es un insulto que jueguen con una necesidad tan básica como es el agua. Es horrible pasar días sin el servicio, teniendo que caminar lejos o gastar dinero para llenar los pipotes”, comentó.

En comunidades como Cumanagoto, Brisas del Mar y 23 de Marzo, el servicio de agua es “un saludo a la bandera” porque no llega con fuerza, dura pocas horas y a veces sale sucia.

“La última vez que tuvimos agua fue hace cinco días y se fue a las pocas horas, no dio chance de llenar los tanques y la acabamos rápido. Ahora que necesitamos protegernos más del coronavirus, recibimos menos agua para asearnos”, cuestionó Yaneth Dugarte, vecina de 23 de Marzo.

Mientras que el señor Jaime Díaz está “rogando que llueva para poder bañarme bien y llenar los tobos porque estamos atravesando una sequía, ya llevamos tres días sin agua en Cumanagoto”.

Puerto La Cruz / Milena Pérez

(Visited 1 times, 1 visits today)

Share This:

Comentarios

  




Publicidad

El Tiempo