Locales

Escuelas en Soledad se salvan de inundaciones, pero no de la desidia

Pese a sus condiciones, escuelas ubicadas en Juan Pedro y Tineo sirven de refugio a familias damnificadas, dijo delegado de Sinvema en Soledad / Foto: Rafael Salazar

Tras la crecida del río Orinoco e inundación de comunidades del municipio Independencia, las escuelas pertenecientes al Núcleo Rural 240, ubicadas en la parte alta de Tineo y Juan Pedro, han servido de refugios para las familias damnificadas, pero son múltiples las fallas que presentan, como lo ha denunciado el magisterio.

Jesús Chivico, miembro del Sindicato Venezolano de Maestros (Sinvema) en Soledad, dijo que, por suerte, estos planteles educativos no resultaron afectados por el desbordamiento del cauce porque fueron construidos en zonas altas. Sin embargo no han escapado de los ataques de la delincuencia durante la pandemia; ahí no queda mobiliario escolar y en algunos no hay alumbrado.

Aseguró que el mal estado de los baños, la falta de agua y filtraciones en los techos son los problemas que más agobian a las personas que están alojadas en estos centros, a los cuales no les han hecho mantenimiento en mucho tiempo.

“Dios quiera que luego de esta contingencia, las autoridades aprovechen para arreglar las escuelas porque están realmente devastadas, casi que en el suelo. Cada vez que ocurren inundaciones como estas, las estructuras del Núcleo Rural 240 sirven de refugio para las personas, pero ni siquiera por eso les echan una mano. Ojalá que les den un buen trato en estos días”, recalcó.

Soledad/ Milena Pérez

(Visited 1 times, 1 visits today)

Share This:

Comentarios

  




Publicidad

Publicidad




Publicidad

El Tiempo