Deportes  Béisbol

Nueva York rompió racha adversa al dominar a Angelinos

Gerrit Cole ponchó a 15, su máxima cantidad desde que llegó a Nueva York (Foto: MLB)

Mientras que Gerrit Cole acumuló 15 ponches, el máximo de la temporada, en el diamante que alguna vez fue su campo favorito, Aaron Judge no pudo evitar reflexionar sobre lo que ganó Yankees y lo que perdió Angelinos cuando Nueva York superó a Los Ángeles por sus servicios hace dos años.

“Estaba sentado en los jardines, (pensando), ‘Gracias a Dios que está usando su camiseta de visitante en este momento y no una camiseta blanca y roja'”, dijo el toletero con una sonrisa. “Él es tan bueno. Es un tipo que puede cambiar un equipo, cambiar una franquicia, y estamos felices de tenerlo”.

Cuando Yankees necesitaba desesperadamente terminar su gira con una victoria espectacular, su as de 324 millones de dólares se cumplió.

Cole lanzó siete entradas excelentes de cuatro hits para lograr su 14ta victoria, líder de la Liga Americana, y Nueva York rompió su racha de cuatro derrotas con una victoria 4-1 el miércoles por la noche.

Judge conectó su cuadrangular número 30 y Luke Voit conectó un sencillo de dos carreras para Yankees, que había ganado 13 seguidos antes de su deslizamiento.

Cole (14-6) lanzó el último juego de esa racha ganadora, y terminó con la mala racha de Nueva York en su próxima apertura con otra actuación acorde con su gigantesco contrato. Cole incluso ponchó a Shohei Ohtani tres veces con su bola rápida ardiente, un lanzamiento que rara vez parece superar al líder de jonrones de las Grandes Ligas esta temporada.

“Esto es lo que le pagamos para que viniera a hacer”, agregó Voit. “Tuvimos una racha de cuatro juegos, y cuando su lugar esté arriba, esperamos ganar cada vez. Hay una razón por la que ese tipo es uno de los mejores lanzadores y uno de los favoritos del Cy Young”.

Cole no dio pasaporte mientras publicaba su mayor total de ponches desde que se unió a Yankees. El derecho fue sobresaliente durante su primera apertura en su condado natal de Orange desde que rechazó la oferta de mucho dinero de Angelinos en la agencia libre hace dos años por el contrato aún mayor de $324 millones y nueve años de Nueva York.

“Es un día especial”, dijo Cole. “Este fue el último juego de un viaje por carretera, y estamos luchando por quedarnos por encima de .500 para el viaje. Hubo un poco de intensidad allí, tratando de no dejarse arrastrar por la carretera, y luego hacerlo frente a mi familia o lo que sea, es solo una cereza encima. Aún tienes que hacer tu trabajo, pero está bien”.

Cole, quien fue a la escuela secundaria a 4 millas del Angel Stadium, mejoró a 4-0 con 48 ponches, una efectividad de 2.37 y un WHIP de 0.99 en cinco aperturas de carrera en el estadio donde su familia tenía boletos de temporada durante su infancia en la cercana Newport Beach y donde Cole jugó repetidamente en torneos cuando era adolescente.

“Cuando juegas frente a amigos y familiares, y sales y actúas así, especialmente después de un año en el que no viajamos. Estoy seguro de que es muy satisfactorio salir y hacer eso en frente a gente que se preocupa mucho por ti”, dijo el mánager de Yankees, Aaron Boone, otro nativo del área de Los Ángeles.

Cole extendió la mejor racha sin anotaciones de su carrera a 21 2/3 entradas antes de que David Fletcher lanzara un doble productor en la sexta para Angelinos, cuya racha de tres victorias terminó cuando Nueva York evitó ser barrido en la serie de tres juegos.

“Me encantó nuestra energía”, dijo el mánager de Angelinos, Joe Maddon. “Me encantó la forma en que jugamos. Para ganar una serie en esta época del año contra este equipo, creo que lo dice todo”.

Barcelona / José Barberi

(Visited 1 times, 1 visits today)

Share This:

Comentarios

  




Publicidad

Publicidad




Publicidad




El Tiempo