Locales

Barreto Sira: desbordamiento del río Neverí ha dejado más de 1.500 afectadas y dos personas fallecidas

Gobernador de Anzoátegui aseguró que no han hecho mantenimiento de drenajes por falta de recursos / Foto: Arturo Ramírez

De acuerdo con el  balance ofrecido por el gobernador de  Anzoátegui, Antonio Barreto Sira, se contabilizan más de 1.500 familias afectadas en los municipios Bolívar y Sotillo por el desbordamiento del río Neverí como consecuencia de las ondas tropicales 40, 41 y 42 en el territorio nacional.

Los reportes del Sistema Integrado de Gestión de Riesgo y Administración de Emergencias de Carácter Civil y Desastres (Sigraed), conformado por Protección Civil y cuerpo de bomberos, indican que además de la pérdida de enseres, se ha registró el deceso de dos personas, una niña de 3 años de edad  y un hombre de 42 que fueron arrastrados por la corriente. 

Detallan que en el casco central de Barcelona resultaron anegadas las avenidas Centurión, El Ejército, Fuerzas Armadas, Cajigal y Miranda,  junto con algunas  calles transversales. En varias de esas vías el nivel del agua superó los 40 centímetros de altura. 

Entre las comunidades afectadas de los municipios Bolívar y Sotillo se encuentran San Diego, Mayorquín III, Brisas del Neverí, Tabera, José Antonio Anzoátegui, 19 de Abril, Aguas Calientes, Las Acacias, El Matadero, Pica del Neverí, Valles del Neverí, Naricual, El Muro, La Aduana, Cotoperí, La Burra, Nueva Barcelona, Fernández Padilla y parte del casco central de la capital anzoatiguense.

Del municipio Guanta informan que la quebrada La Culebra recogió una importante cantidad de agua, sin embargo, no se acercó al nivel de desborde, el cual está fijado en aproximadamente más de tres metros.
El aumento de más de 50 centímetros en los ríos Unare y Orinoco no ha dejado afectaciones en los municipios Bruzual, Independencia, Cajigal y Bruzual, según las  aseveraciones de gobernación. 

Abandono de servicios

Barreto Sira manifestó que otra de las consecuencias que ha traído la lluvia es la paralización de las plantas de tratamiento, que, “por falta de mantenimiento e inversión no están en capacidad de procesar la turbidez del agua cruda que captan del río Neverí, principal fuente de agua dulce para abastecer a toda la zona metropolitana”.

Indicó que esta situación agrava el desabastecimiento de agua ante los constantes cortes que realiza la Hidrológica del Caribe (Hidrocaribe), además de que la empresa estatal no tiene un plan de contingencia con camiones cisternas para aliviar la crisis de los grifos secos.

Este método de distribución hídrica en las comunidades lo asumió la gobernación por medio del programa “Agua para la vida”.

El mandatario regional recordó que la limpieza del canal de alivio, diseñado para evitar inundaciones, es competencia de la alcaldía de Barcelona, pero no se ha hecho mantenimiento  y debido a eso está lleno de sedimento, bora y basura.

Subrayó que desde su gestión emitieron, en mayo, la advertencia de que era necesario limpiar los drenajes, trabajo que “la Gobernación no ha podido realizar como en los tres años anteriores porque el gobierno central no envía los recursos”.

La tarde de este jueves 2 de septiembre, el Ejecutivo regional decretó estado de urgencia y necesidad en Anzoátegui ante la inundación que se registra desde el pasado 30 de agosto y solicitó  al presidente Nicolás Maduro declarar Estado de Emergencia.

Barcelona / Milena Pérez 

(Visited 1 times, 7 visits today)

Share This:

Comentarios

  




Publicidad

El Tiempo