Locales

Fetranzoátegui: trabajadores públicos siguen con la idea de irse del país por la inestabilidad económica

Según Barrero, en 2019 emigró 30% de los empleados públicos Foto: Arturo Ramírez / Archivo

Sin obviar las cosas buenas que hayan podido cambiar el rostro del país en los últimos años, el presidente de la Federación de Trabajadores del estado Anzoátegui (Fetranzoátegui), Tito Barrero, consideró que las palabras de Nicolás Maduro, según las cuales “Venezuela está mejor que nunca”, se alejan de la realidad económica que viven los empleados de la administración pública ante un salario mínimo equivalente a $0,58 y una hiperinflación que tuvo un alza de 415% hasta julio, de acuerdo con el Observatorio Venezolano de Finanzas (OVF).

Aseguró que los planteamientos del mandatario nacional son solo demagogia, ya que por más de 10 años el oficialismo ha hablado de una “pronta” recuperación económica, aumento de la producción y derrota de la inflación que no se han cumplido.

Sostuvo que de no ser por la empresa privada y la compra de alimentos en las fronteras, en Venezuela continuarían viéndose las kilométricas colas para adquirir comida, puesto que las industrias productoras que fueron expropiadas se destruyeron en manos del gobierno y hoy día son desmanteladas para vender sus piezas como chatarra.

Sin estabilidad

Barrero aseveró que no se puede hablar de estabilidad mientras la canasta básica cuesta más de 900 millones de bolívares y el sueldo mínimo sea de Bs siete millones.

“Lamentablemente, los profesionales se gradúan para terminar emprendiendo cualquier oficio y muchos se van al recibir el título porque el mercado laboral no les ofrece nada bueno. Los empleados del Estado siguen con la idea de irse del país porque no pueden sustentarse. La última estadística que llevábamos, en 2019, decía que 30% de los trabajadores había emigrado del país”, comentó.

Puerto La Cruz / Milena Pérez

(Visited 1 times, 2 visits today)

Share This:

Comentarios

  fetranzoategui   migracion   trabajadores   




Publicidad

El Tiempo