Locales

Colas para gasolina en bombas dolarizadas pueden ser de hasta más de tres horas

La bomba Copa, ubicada entre Puerto la Cruz y Guanta, tenía una larga cola ayer / Foto: Arturo Ramírez

La escasez de gasolina se agrava cada día más. Hasta hace un par de semanas había cierta “normalidad” en el suministro, pues en las denominadas internacionales, en la cuales el litro del carburante es expendido a 0.50 dólares estadounidenses, no se hacían colas y el despacho era casi que inmediato.

Mientras que en las subsidiadas las filas eran constantes, pero habían ido reduciendo su extensión. Sin embargo, eso ha cambiado en los últimos días.

Este domingo, desde tempranas horas de la mañana, se observaron largas filas de vehículos en las pocas estaciones de servicios que abrieron en Puerto la Cruz. En las subsidiadas, como la ubicada al final de la avenida Alberto Ravell, la cola ocupaba más de 6 cuadras, panorama que se repetía en la denominada Copa, la cual se encuentra entre Guanta y  la ciudad porteña, diagonal al portón número 27 de la refinería.

En las internacionales, las largas hileras de vehículos también fueron la nota predominante en la jornada. Por ejemplo, en la bomba de Guaraguao la cola empezaba en la redoma y llegaba hasta  la torre del  Del Sur, es decir, unas cuatro cuadras más atrás.

Allí estaba Ada Villalta, quien dijo que había madrugado con la intención de llenar el tanque de su vehículo, marca Chevrolet, modelo Aveo cuatro puertas. “Es que se han escuchado tantos rumores y las colas se están volviendo más largas que me paré temprano, pero mi sorpresa fue que al llegar ya tenía como 80 carros por delante y  llevo más de tres horas y aún no  he podido surtir. No sé qué está pasando”.

En la estación de servicio Chimana, también dolarizada y ubicada cerca del muelle de los ferrys, a las 10:00 am la cola era menos larga.  Juan Arteaga, sentado al volante de su camioneta pickup y con el número 186 pintado en el cristal del auto, esperaba casi al frente del embarcadero para poder avanzar.

“No te creas que la espera ha sido fácil o que la cola estuvo suave  porque me ves que ya estoy cerca de la bomba, pues me tocó venirme a las 5:30 de la madrugada y marcaron solo 200 números, casi que me quedo por fuera”.

Otras estaciones de servicio, como la aledaña al terminal de pasajeros no estaban surtiendo. Esta situación (bombas cerradas) también se ha vuelto común en los últimos días. Un trabajador, que pidió no ser identificado, dijo que, al parecer, “hay problemas” con las gandolas que transportan  el combustible y con “una planta de craqueo”.

Puerto La Cruz / José Useche

(Visited 1 times, 4 visits today)

Share This:

Comentarios

  




Publicidad

El Tiempo