Tiempo Libre

Atención y cuidados ante la aparición de las abejas

Las picaduras de abejas deben ser tratadas por personas capacitadas para ello / Foto: Pexels

Las abejas son insectos que se pueden anidar en muchos lugares y, sin levantar sospechas, ubicarse muy cerca de zonas pobladas. Por ello es necesario saber cómo actuar ante su aparición.

La Alcaldía del municipio Urbaneja compartió, a través de sus redes sociales, algunos consejos para abordar este tipo de situaciones de forma adecuada.

Si se avista un enjambre  lo mejor es no acercarse, suspender cualquier actividad en los alrededores y evitar los ruidos, pues estos pueden provocar un ataque de los insectos.

En caso de una embestida, la primera recomendación es cubrirse la boca, la nariz y los ojos, evitando que estas piquen en esas zonas. Paralelamente hay que pensar en un refugio donde se pueda permanecer a salvo mientras llega la ayuda.

No es prudente aplicar alcohol o masajear el área de la piel donde se sufra la lesión y, solo en el caso de que sean reducidas las picadas, se puede intentar retirar con delicadeza el aguijón con ayuda de pinzas.

Cuando las personas son alérgicas, los riesgos se incrementan. Por tal motivo, de inmediato hay que buscar atención médica profesional; de allí la importancia de ser precavidos y mantener a mano números telefónicos de emergencia.

Reacciones alérgicas

Las reacciones de  cada organismo  tienden a ser diferentes. Ante ello hay que buscar las soluciones pertinentes para cada caso.

“Si la picadura es de abeja, debe retirarse el aguijón lo más rápido que sea posible, sin presionar sobre el saco que contiene el veneno porque podríamos inocularnos una mayor cantidad”, manifestó Victor Matheu, de la Unidad Alergología del Hospital Universitario de Canarias, en Santa Cruz de Tenerife, al sitio especializado CuidatePlus.

Cuando la alergia es local se nota un diámetro mayor a 10 centímetros alrededor de la picadura. Para esos casos los especialistas suelen sugerir la aplicación de antihistamínicos y corticoides orales o tópicos.

Si la herida tiene ronchas, genera dificultad respiratoria o mareos, puede tratarse de una reacción alérgica grave, que amerita intervención inmediata de profesionales, quienes en ocasiones recurren a inyecciones de adrenalina.

Matheu puntualizó que los pacientes alérgicos diagnosticados deberían evitar la exposición a los insectos. “En caso de salidas al campo hay que llevar siempre  un antihistamínico y la inyección de autoadministración de adrenalina”, agregó.

Lechería / Oriana García Rivas

(Visited 1 times, 10 visits today)

Share This:

Comentarios

  




Publicidad

El Tiempo