Deportes

Chicago y Houston inician su serie pensando en el Campeonato de la Liga Americana

Lance Lynn será el rival del Lance McCullers en el primer duelo de la Serie Divisional / Foto: Cortesía

Lance Lynn será el abridor de Medias Blancas de Chicago en el primer juego de la serie divisional de la Liga Americana, este jueves ante los Astros de Houston.

El mánager Tony La Russa anunció el miércoles su decisión y agregó que Lucas Giolito abrirá el segundo encuentro. Houston colocará en la loma a Lance McCullers el jueves y optó por el zurdo dominicano Framber Valdez para el segundo compromiso.
Medias Blancas también indicó el miércoles que el primera base José Abreu se siente mejor tras lidiar con síntomas de resfriado y que viajaría a Houston el miércoles. El cubano se sometió a múltiples pruebas que confirmaron que no tiene COVID-19.

La Russa no está seguro si Abreu estará listo para el primer juego, pero dijo que “está seguro” de que volverá para el viernes.

Tres veces monarca de la Serie Mundial, el mánager Tony La Russa difícilmente podría estar nervioso mientras sus Medias Blancas se prepara para comenzar la serie divisional ante Houston.

Pero dice que sí lo está. Y ello no es porque el piloto, miembro del Salón de la Fama, dirigirá su primer duelo de playoffs en casi una década, tras salir el retiro para tomar las riendas de Chicago en esta campaña.

“He estado nervioso en cada juego de mi carrera”, explicó La Russa el miércoles. “Justo ahora estoy nervioso porque esto me importa… Si no estás nervioso, mejor dedícate a otra cosa”.

El manager de 77 años estará al frente de un club en la postemporada por primera vez desde que se coronó en la Serie Mundial de 2011 con Cardenales de San Luis.

Luego de aquel éxito se retiró.

Será la segunda vez que estos equipos choquen en la postemporada. Medias Blancas barrió a Houston en la Serie Mundial de 2005, cuando Astros eran todavía miembros de la Liga Nacional.

Astros está más que probados en los playoffs, a los que ha clasificado por quinta vez consecutiva. Han llegado a la Serie de Campeonato de la Liga Americana en cuatro años seguidos.

En la campaña de 2020, abreviada por la pandemia, se quedó a una victoria del Clásico de Otoño, al ser eliminados en siete juegos por Tampa Bay.

Houston llegó a estos playoffs a batazos. Lideró las Grandes Ligas con un promedio de .276, un OBP de .339, 863 carreras anotadas y 1.496 hits.

“Me encanta todo de este equipo. No hay nada que no me guste”, manifestó el campo corto boricua Carlos Correa. “Pienso que fuimos construidos para ganar el campeonato, y simplemente tenemos que cuidar lo que hacemos para conseguirlo”.

Medias Blancas ha llegado a la postemporada en años consecutivos, algo que no había ocurrido en la historia de la franquicia. Intenta llegar más lejos que el año pasado, cuando Atléticos los eliminaron en la primera ronda.

“Lo del año pasado provocó que estos chicos tuvieran más hambre”, afirmó el torpedero Tim Anderson. “Definitivamente no me gustó la forma en que Oakland nos trató. Tenía deseos de volver a la postemporada y de competir más, porque me quedé con un mal sabor de boca”.

Puerto La Cruz / José Barberi

(Visited 1 times, 4 visits today)

Share This:

Comentarios

  




Publicidad

El Tiempo