Deportes

San Francisco blanqueó a Dodgers en primer juego de Serie Divisional

Logan Webb dominó a los bateadores de Dodgers durante 8 entradas / Foto: Cortesía

Logan Webb agitó los puños mientras colocaba una alineación repleta de estrellas de Dodgers durante todo el juego, luego levantó su mano de lanzamiento en agradecimiento después de un magistral debut en postemporada.

Webb ponchó a 10 mientras trabajaba hasta la octava entrada, Buster Posey conectó un jonrón de dos carreras que aguantó, y Gigantes de San Francisco, que ganó 107 juegos, dejó en blanco al último campeón de la Serie Mundial, Los Ángeles, 4-0 el viernes por la noche en el primer juego de su Serie Divisional de la Liga Nacional.

Esos dos gigantes de los Gigantes resumieron perfectamente este año para el campeón de la División Oeste de la Liga Nacional: una brillante actuación del joven derecho apoyado por un receptor veterano que ha brillado en este gran escenario de octubre tantas veces antes.

Webb atribuyó la presencia de Posey detrás del plato para ayudarlo a sobresalir. “Solo tenerlo allí, honestamente”, dijo Webb. “Él me calmará”.

Kris Bryant y Brandon Crawford también conectaron cuadrangulares para respaldar un combinado de cinco hits de Webb y un par de relevistas.

Todo el mundo sabe que este enfrentamiento entre rivales centenarios lleva esta serie de playoffs al mejor de cinco a otro nivel. Terminaron con los dos mejores récords del béisbol, la división se redujo al último día cuando Dodgers terminó un juego atrás con 106 victorias, terminando su racha de ocho coronas consecutivas del Oeste.

Eso significaba que Los Ángeles tenía que superar a Cardenales en el juego de comodines el miércoles por la noche y luego volar directamente al Área de la Bahía, donde una multitud ruidosa llenó el Oracle Park.

“La energía de hoy fue increíble”, dijo Webb.

Dodgers tratará de igualar la serie cuando envíe al ganador de 20 juegos Julio Urías al montículo para el Juego 2 el sábado por la noche frente al lanzador derecho de Gigantes, Kevin Gausman.

Webb agitó su mano de lanzar y se alejó con una gran ovación en el octavo después de un sencillo con dos outs de Mookie Betts. No dio base por bolas cuando superó en pitcheo al as de Dodgers, Walker Buehler.

“Estaba fingiendo que era un juego en el patio trasero”, dijo Bryant.

Webb se unió a otros dos lanzadores para ganar un comienzo de postemporada con 10 o más ponches, sin boletos y sin carreras: Jake Arrieta para Cachorros el 7 de octubre de 2015, contra Piratas y Cliff Lee de Filis el 18 de octubre de 2009, contra Dodgers.

Tyler Rogers relevó para el último out en el octavo y el novato Camilo Doval trabajó con calma en el noveno.

El manager de Gigantes, Gabe Kapler, haciendo su propio debut en los playoffs en el escalón más alto del dugout, tenía absoluta confianza en que Webb, de 24 años, brillaría en el mejor comienzo de su vida. El domingo pasado, Webb lanzó a Gigantes contra Padres en la final de la temporada regular cuando San Francisco se llevó el título de la primera división del club desde 2012. Webb no ha perdido desde el 5 de mayo en Colorado.

“Creo que, para ser honesto contigo, no hicimos ajustes”, dijo el mánager de Dodgers, Dave Roberts.

Tommy La Stella conectó un par de sencillos y jugó una defensa brillante, comenzando las cosas con una base por bolas de cinco lanzamientos de Buehler en la parte baja de la primera.

Eso preparó las cosas para Posey, quien se quedó fuera de la temporada acortada por el coronavirus el año pasado para cuidar a las gemelas adoptivas nacidas prematuramente. Golpeó un lanzamiento de 3-0 contra un pilar rociador de agua sobre la arcada del jardín derecho con dos outs en el primero para enviar a la multitud de 41,934 espectadores que agitaban la toalla naranja a un frenesí.

Kapler dijo que Posey podría jugar todos los encuentros de postemporada, ¿y por qué no? A los 34 años, el receptor veterano inició cinco de los últimos seis juegos de la temporada regular y 10 de 13 en general para finalizar la temporada. Esto marcó su primer jonrón de postemporada desde el Juego 4 de la Serie Mundial de 2012 en Detroit ante Max Scherzer.

La Stella detuvo un rodado fuerte de Justin Turner a la segunda base en la cuarta y en el mismo movimiento le dio la vuelta a Crawford, y el campocorto disparó al primera base Wilmer Flores para una doble matanza de final de entrada.

“Eso fue bastante enfermizo”, dijo Webb, “Fue increíble. Gritaba y gritaba, creo que todos gritaban y gritaban. Es una obra especial”.

Esta es la primera reunión de postemporada entre las franquicias históricas cuya historia se remonta a sus días en Nueva York. En 1951 y 1962, los equipos se enfrentaron en un desempate al mejor de tres de la Liga Nacional con Gigantes ganando cada uno de esos en tres.

Webb deslumbró en una noche en que los miembros del Salón de la Fama de los 49ers de San Francisco, Jerry Rice y Steve Young, encabezaron el programa “Beat LA!” cantar antes del primer lanzamiento. El rey de los jonrones, Barry Bonds, recibió una ovación de pie, se puso de pie y saludó cuando se mostró en la pantalla grande en las entradas intermedias, sentado con el miembro del Salón de la Fama de la NBA, Chris Mullin.

Bryant, adquirido en un canje a mitad de temporada con Cachorros, conectó cuadrangulares en el séptimo para Gigantes. Buehler bajó la cabeza con las manos en las rodillas mientras la pelota pasaba por encima de la valla del jardín izquierdo.

Crawford conectó en el octavo.

Buehler había tenido una marca de 7-0 en su vida contra Gigantes antes de perder el 5 de septiembre en la final de la serie de temporada cuando San Francisco superó a LA 10-9, con Dodgers con una ventaja de 80-78 en carreras.

Puerto La Cruz / José Barberi

(Visited 1 times, 1 visits today)

Share This:

Comentarios

  




Publicidad

Publicidad




Publicidad

Publicidad

El Tiempo