Coronavirus

Tras protesta de grupos antivacunas legisladores italianos instaron al gobierno prohibir grupos pro fascismo

Las protestas antivacunas y pases de vacunación han sido recurrentes en Europa / Foto: AP

Legisladores y políticos italianos de tendencia izquierdista solicitaron este domingo medidas para prohibir los grupos pro fascismo un día después de que manifestantes contra las vacunas, incitados por líderes de extrema derecha, irrumpieron en una oficina sindical en Roma.

Doce manifestantes fueron detenidos o arrestados, dijeron las autoridades el domingo, incluido Giuliano Castellino, líder del partido de extrema derecha Forza Nuova. Unos 10,000 manifestantes acudieron el sábado para expresar su indignación por el requisito impuesto por el gobierno de que los empleados tengan un “Pase Verde” para ingresar a sus lugares de trabajo a partir del próximo viernes.

Según información de la agencia AP, los pases certifican que una persona ha recibido al menos una dosis de la vacuna COVID-19, se recuperó recientemente del virus o dio negativo en dos días.

Gritos de “¡Giuliano! ¡Giuliano! ” se levantó de la multitud el sábado. Castellino, que debido a la violencia pasada no pudo participar en manifestaciones en Roma, supuestamente fue uno de los miembros de Forza Nuova que exhortó a sus partidarios a asaltar la sede nacional de la confederación laboral CGIL. Los sindicatos en Italia han apoyado los Pases Verdes para hacer que los lugares de trabajo sean más seguros para los empleados.

Decenas de manifestantes usaron palos, barras de metal y banderas italianas enrolladas para golpear la puerta y luego rompieron una ventana para entrar. En el interior, las computadoras y los teléfonos cayeron al suelo y los muebles se volcaron.

Más tarde, cientos de manifestantes se enfrentaron con la policía cuando intentaban llegar a la plaza frente al Palacio Chigi, sede de la oficina del primer ministro y cerca del parlamento italiano.

Después del asalto a la sede del sindicato, los manifestantes se dirigieron por la Via Veneto de Roma, un bulevar que serpentea frente a la embajada de Estados Unidos.

Como medida de precaución, los funcionarios de seguridad italianos decidieron sacar a Nancy Pelosi, la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, de una iglesia cercana donde había estado asistiendo a misa, dijo su oficina el domingo.

El sábado temprano, Pelosi tuvo una audiencia privada en el Vaticano con el Papa Francisco.

Decenas de manifestantes el sábado por la noche también irrumpieron en la sala de emergencias del Policlínico Umberto I, donde habían llevado a un manifestante después de sentirse enfermo, y tardaron horas en sacarlos, dijeron funcionarios del hospital. La gobernadora Nicola Zingaretti de Lazio, la región que incluye a Roma, dijo que los culpables parecían haber participado en las protestas contra las vacunas.

Roma / Agencias

(Visited 1 times, 1 visits today)

Share This:

Comentarios

  italia   vacunas   




Publicidad

Publicidad




Publicidad

Publicidad

El Tiempo