Tiempo Libre

Cáncer de mama: una batalla que se lucha y se vence

Elismenia Blanco mantiene su buena actitud y positivismo tras haber vencido al cáncer / Foto: Cortesía

Elismenia Blanco fue al médico por una lesión persistente en uno de sus brazos, que apareció en diciembre de 2018. Su sorpresa fue que esta herida, aparentemente inofensiva, fue la punta de un iceberg llamado cáncer de mama.

El susto y el llanto se apoderaron de ella, pero se sometió a mamografías, biopsias y estudios profundos para determinar la naturaleza de la afección, hasta que fue diagnosticada con un “carcinoma infiltrante grado 2”.

“Me limpié y dije: ‘a echarle bolas’”, recuerda la nativa del estado Sucre, quien reconoce haber recibido el apoyo de su familia y de muchas buenas personas que se cruzaron en su camino.

En el proceso fue intervenida quirúrgicamente y recibió sesiones de radioterapia. Gracias a su tratamiento, realizado en la ciudad de Barquisimeto, ella hoy puede contar su historia.

“Nunca me pasó por la mente que yo me iba a morir, a pesar de que muchas personas podían desmotivar con las palabras que me decían”, expresó la profesora jubilada, quien también recibió asistencia psicológica en el trayecto para enfrentar su enfermedad.

La residente de Maturín, en el estado Monagas, sostiene que el apoyo de su familia fue crucial para superar el duro episodio que le demostró que es necesario chequearse, pues “a tiempo, todo se puede”.

Quienes estuvieron alrededor de ella se sorprendían por la tranquilidad y buena actitud con la que afrontaba su diagnóstico. Al día de hoy, ella ve todo como una experiencia que cuenta con alegría y agradecimiento.

Sulmary Méndez fue diagnosticada en 2009, después de detectar una pequeña “pelotica” en su seno derecho. Ello seis meses más tarde de haberse practicado una mamografía de rutina.

Con la información que tenía acudió a los especialistas y dieron con un nódulo que ameritó una punción inmediata. Este examen confirmó lo que se temía: cáncer de mama.

“Se te viene el mundo encima, es un frío horrible en el estómago. En ese momento mi hija tenía trece años apenas y hablar de cáncer da mucho miedo”, recordó la socióloga.

Dolor, angustia y ansiedad fueron los sentimientos que experimentó. Pero esas emociones se transformaron en motivación para tomar acciones y crearse condiciones favorables de cara a una operación.

La caraqueña fue llevada a quirófano un 24 de noviembre; al ser un nódulo encapsulado, no llegó a precisar quimioterapias. Debió someterse a 32 sesiones de radioterapia en la ciudad capital.“De ahí en adelante uno se pregunta ¿por qué me pasa a mí si soy una persona delgada, me cuido, hago ejercicios, no tengo antecedentes?”, comentó Méndez.

Sulmary es socióloga egresada de la Universidad Católica Andrés Bello / Foto: Cortesía

Puntualizó que esos meses sí había estado sometida a un profundo estrés por asuntos laborales. Ella considera que esas condiciones mal manejadas se podrían somatizar.

“Una vez que lo procesé, mi pregunta fue ¿para qué me pasó esto? ¿para qué Dios me escogió a mí? Teniendo todas las otras condiciones en positivo. Es allí cuando me reúno con Bolivia Bocaranda, presidenta de SenosAyuda de Venezuela, y me le acerco para decirle que yo quería participar”, dijo.

En la actualidad se mantiene activa en la organización, ve la vida desde otra perspectiva, dicta talleres sobre temas alusivos al cáncer y busca llevar la información a la mayor cantidad de personas que se pueda.

Las charlas han formado parte de su labor en la lucha contra el cáncer / Foto: Cortesía

“Tengo tres claves: fe, obediencia a los médicos y actitud positiva. Esto es un desafío que hay que superar, tenemos que verle el lado positivo aun cuando sea muy difícil hacerlo y actuar para salir de eso. Eso lo recomiendo a todos los pacientes y familiares”, concluyó la residente de Lechería.

Ambas se mantienen en control médico periódico, buscaron sacar la mejor enseñanza de este duro proceso y demostraron que tienen mucho más por dar. Hubo un cambio, pero sus vidas no terminaron allí.

“Tocarse no es suficiente”

Los casos de Elismenia y Sulmary refuerzan lo sostenido por el oncólogo Hernán Salazar, quien afirma que un diagnóstico de cáncer de mama no significa una sentencia de muerte.“Hace 40 años, un 80% de las mujeres diagnosticadas fallecía y ahora más de un 80% sobrevive a la enfermedad. El diagnóstico es más temprano y las herramientas de tratamiento han mejorado muchísimo en cuanto a la efectividad”, explicó Salazar.

Precisó que es necesario saber que todas las lesiones derivadas de esta patología evolucionan de forma distinta, por lo que las respuestas también pueden ser diferentes. Cada caso se maneja de forma individualizada.“Eso nos va a llevar a que algún momento ninguna mujer muera de esta enfermedad. Ese es el objetivo”.

A juicio del mastólogo, en Venezuela existe una cultura preventiva de esta forma de cáncer, principalmente impulsada por los medios de comunicación. Pero a pesar de que muchas campañas invitan a “tocarse”, es muy importante realizar los estudios de imágenes que puedan detectar la lesión tempranamente. Aseguró que “tocarse no es suficiente”.

Lo llamativo es que, en comparación con otros países, e incluso regiones, en la nación hay un porcentaje significativo de jóvenes que padecen este cuadro clínico. De hecho, el experto sostiene que cerca de un 20% de las mujeres con cáncer de mama tiene 40 años de edad o menos.  El nativo de Puerto La Cruz destacó que hay factores de riesgo que no se pueden cambiar en este momento, pero que hay hábitos del estilo de vida que tienen gran incidencia y son modificables.

Entre ellos está el uso de anticonceptivos por mucho tiempo, consumo de cigarrillos, ingesta de alcohol, sobrepeso y dieta alta en grasas saturadas. “Con disminuir eso, disminuimos los riesgos cerca de un 30-40%”.

“En Venezuela ha habido un incremento de la incidencia del cáncer de mama. Hace 10 años esta era la segunda causa de muerte por cáncer en el país, según los anuarios de mortalidad del Ministerio de la Salud. Los últimos reportes establecidos lo reflejan como la primera causa de muerte por cáncer. Y eso es una tendencia mundial”.

El especialista, que ejerce sus labores en Maturín, aclaró que, por fortuna, los índices de mortalidad no han seguido el mismo patrón ascendente.

Voluntariado de acompañamiento

Adela Sánchez es voluntaria, en Anzoátegui, de SenosAyuda, una asociación civil sin fines de lucro con sede en Caracas, cuyo objetivo es impulsar la lucha contra el cáncer de mama en todo el territorio nacional.

La locutora precisa que actualmente se brinda asistencia telefónica y da guía tanto a pacientes como a sus familiares. De esto se sirven quienes quieren saber dónde pueden encontrar cierto medicamento, precisar dónde realizarse exámenes y ubicar los mejores precios. La organización tiene disponibilidad de pelucas y, cuando le llegan, dona fármacos.

“Antes facilitábamos exámenes como mamografías y ecos mamarios sin costo alguno a mujeres de escasos recursos. Pero ahora todas somos de escasos recursos”, manifestó Sánchez, quien admite que, en el contexto de la pandemia, se ha limitado un poco más las acciones de este grupo.

Dijo que, no obstante, durante el mes de octubre suelen surgir eventos y actividades en el marco de los que promueven la donación voluntaria. Esperan poder canalizar más recursos de diversa índole para las afectadas por esta patología.

Añadió que a la organización le aportan descuentos en la Unidad de Mastología de la zona norte de Anzoátegui, con la que mantiene alianzas estratégicas. Las abuelas y las pacientes con lesiones cancerosas previas tienen prioridad a la hora de recibir los aportes asignados a las beneficiarias.

En la zona norte de Anzoátegui hay un grupo de mujeres dispuestas a servir y ayudar a las diagnosticadas / Foto: Cortesía

Por medio de las redes sociales se suelen compartir detalles de las iniciativas en desarrollo.

Octubre es considerado el “mes rosa” debido a que el 19 de este mes se conmemora el Día de la Lucha Contra el Cáncer de Mama, en función de la prevención de esta patología y su superación.

Puerto La Cruz / Oriana García Rivas


(Visited 1 times, 1 visits today)

Share This:

Comentarios

  




Publicidad

El Tiempo