Reportajes

Precampaña avanza entre ventajismo oficialista, choque de opositores y denuncias de voto entubado

ONG denunciaron instalación de puntos rojos en las cercanías del centro de votación durante simulacro del 10 de octubre /Foto: Twitter @Copeiccs

Según el cronograma aprobado por el Consejo Nacional Electoral (CNE) en junio pasado, la campaña electoral para los comicios regionales iniciará el 28 de octubre y culminará el 18 de noviembre. Sin embargo, como ocurre siempre, los candidatos para la consulta del 21N andan en una suerte de precampaña, en la cual ya comenzaron a perfilarse las situaciones y dificultades que marcarán el ritmo de la contienda en las próximas semanas..

Entre estos puntos se encuentran el despliegue de propaganda electoral con fondos públicos, la falta de motivación del electorado y los choques entre candidaturas paralelas, principalmente en el sector opositor.

Tanto directivos del CNE como voceros de Organizaciones No Gubernamentales (ONG) se han hecho eco de la situación de ventajismo, principalmente por parte de los aspirantes del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), quienes no sólo hacen campaña en los espacios de los medios de comunicación del Estado, sino también a través del uso de equipos, instalaciones y recursos.

El 7 de octubre, el presidente Nicolás Maduro anunció que los militantes del partido de gobierno se movilizarían en los 335 municipios y los 23 estados del país “para estar junto al pueblo y escuchar sus reclamos y planteamientos”. La movilización se dio pocos días antes del simulacro para los comicios regionales.

A principios de octubre, la Asociación Civil Súmate puntualizó que el Poder Electoral debía ejercer su autoridad para detener la campaña adelantada y el ventajismo del presidente Maduro, “quien ha utilizado su cargo para encadenar a medios de comunicación públicos en transmisión de alocuciones a favor del Psuv”.

Más tiempo en pantalla

Recientemente, el rector del máximo organismo comicial, Roberto Picón, presentó el resultado de un estudio realizado entre el 9 y el 17 de octubre, según el cual casi la totalidad del tiempo de transmisión para candidatos del canal del Estado, Venezolana de Televisión (VTV), era ocupado por representantes del sector oficialista. Sólo en dos de los nueve días evaluados, los abanderados de la oposición se acercaron a un 25% del tiempo en pantalla. Mientras los voceros de los partidos de Gobierno no bajaron en ningún momento de 75%, rondando el 100% en la mayoría de las jornadas.

“El uso desequilibrado del canal del Estado VTV en beneficio del partido de Gobierno se hizo evidente alrededor del evento de simulacro de votación celebrado el 10 de octubre”, escribió Picón en la red social Twitter.

Pero no sólo se trató del uso de medios de comunicación. El 15 de octubre, desde El Baúl, estado Cojedes, se denunció la utilización de las instituciones educativas de la zona para hacer actos políticos del partido oficialista.

Durante el simulacro electoral del 10 de octubre, la oposición aseguró que el ventajismo oficialista hizo fiesta. “Fue otra demostración del acostumbrado uso de los recursos del Estado, el ventajismo y las violaciones sistemáticas a la ley electoral ¿Qué nos sorprende?”, señaló la diputada de la AN-2015, Olivia Lozano.

Rector Roberto Picón presentó el resultado de un estudio realizado entre el 9 y el 17 de octubre, según el cual casi la totalidad del tiempo de transmisión de VTV para candidatos era ocupado por representantes del sector oficialista Gráfico: Twitter @rpiconh

El mismo día del simulacro, Súmate denunció que el Ministerio de Educación empleó su cuenta Twitter para hacer campaña electoral anticipada a favor del Psuv. La organización recordó que este ventajismo viola el artículo 145 de la Constitución y el artículo 70 de la Ley Contra La Corrupción.

Dentro de las denuncias que han surgido en medio de la campaña adelantada, el coordinador de Primero Justicia (PJ) en Barinas, Pedro Luis Castillo, aseveró que el Psuv dio la orden a los jefes de la Guardia Nacional (GN) para que surtan gasolina a los candidatos de Maduro en esta localidad, mientras los productores agropecuarios y habitantes de la zona tienen que pagar hasta $2 por cada litro de combustible.

El Observatorio Electoral Venezolano (OEV) desplegó más de 600 observadores durante el simulacro. Más de 40% de estos, constató el traslado de participantes al centro habilitado para el simulacro haciendo uso de recursos o bienes públicos de gobernaciones y alcaldías oficialistas; en menor escala, inferior a 15%, lo observó con gobernaciones y alcaldías no oficialistas.

Por su parte, Súmate comprobó la presencia de puntos rojos en 86,7% de 246 centros de votación (55,16% de los habilitados), durante el simulacro. En 74,1% de los casos, los puntos rojos fueron instalados a menos de 200 metros. Por otra parte, se evidenció, en al menos 52% de los puntos cercanos a los centros de votación, el uso del Carnet de la Patria para controlar la movilización de electores.

Tanto el OEV como Súmate han advertido que el simulacro dejó ver cómo será el rumbo o los escenarios para las elecciones del 21 de noviembre.

Camino al 21N

Otro de los factores que han caracterizado la precampaña ha sido el de las actividades o caminatas para motivar a los electores a participar, lo que en algunos casos ha ocasionado roces en los sectores donde existen dos o más abanderados de una tendencia política para un mismo cargo.

Uno de los incidentes ocurrió el sábado 16 de octubre cuando las candidatas a concejal, Mayerling Occhino y Wendy Ramírez, postuladas por la Alianza del Lápiz -partido de Antonio Ecarri-, denunciaron haber sido atacadas a golpes y con armas blancas por un grupo encabezado por el también aspirante a concejal por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Enrique Sierra, mientras realizaban un recorrido en el Kilómetro 12 de El Junquito.

En Caracas, los niveles de confrontación se han ido incrementando conforme pasan los días en algunos grupos, entre ellos, los seguidores de Ecarri y los del abanderado de la MUD, Tomás Guanipa, ambos aspirantes a la Alcaldía de Caracas.

“Hoy fui víctima de la violencia por un grupo delincuencial de Tomás Guanipa encabezado por su candidato a concejal de la MUD en El Junquito, Enrique Sierra, quien me golpeó fuertemente e intentó apuñalarme”, escribió Occhino en la red social Twitter.

Las aspirantes a concejal presentaron como pruebas fotos y videos y aseguraron haber recibido golpes en la cabeza y la espalda. Relataron que otra de sus acompañantes terminó siendo trasladada a un centro asistencial.

“A mí, particularmente, me golpearon en el rostro y en el pecho, a Mayerling Occhino la golpearon en la cabeza y a Carmen Milliet la patearon en la espalda hasta el desmayo”, relató Ramírez.

El propio Guanipa se pronunció rechazando los hechos de violencia. “La violencia jamás puede ser la salida a las diferencias políticas”, apuntó en una misiva.

Lara es otro de los estados en los que se han evidenciado los conflictos entre opositores. El 6 de octubre, Primero Justicia (PJ) Lara anunció que no participaría en la campaña electoral para las regionales, mientras el G4 no rectifique sobre las candidaturas para la gobernación y la Alcaldía de Iribarren (Barquisimeto).

En ese sentido, la organización exigió acciones inmediatas del G4 y de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) sobre la inscripción de las candidaturas de Luis Florido (UNT) y de Sobella Mejías (AD) a la gobernación de Lara y la Alcaldía de Barquisimeto, respectivamente. Todo esto a raíz de que el coordinador de PJ en la entidad, Alfonso Marquina, denunció que se irrespetó el acuerdo según el cual él sería el candidato a la alcaldía y Sobella Mejías a la gobernación.

Así va el CNE

El CNE informó que el lunes 18 de octubre continuaría la agenda de auditorías para las elecciones regionales. El ente comicial señaló que, de forma simultánea, se realizan las jornadas iniciales de la Auditoría de Cuadernos de Votación Impresos, así como la Auditoría del Sistema de Totalización. El 15 de octubre se hizo la Auditoría de los Archivos de Configuración de la Máquina de Votación, y el 13 de octubre concluyó la auditoria de datos de votantes en la base de datos del Registro Electoral. 

En el caso de Miranda, el G4 se decantó por la candidatura de Carlos Ocariz (PJ) a la gobernación, en tanto David Uzcátegui, de Fuerza Vecinal, denunció la imposición de candidatura, asegurando que él lidera las encuestas.

La unidad opositora en Miranda sólo se da en cuatro de los 21 municipios. Mientras Uzcátegui insiste en ir a primarias, Ocariz puntualizó, el 18 de octubre, que “en Miranda no puede haber primarias porque es una decisión de la Unidad”.

En otros estados, como en Bolívar, se señala al abanderado oficialista a la gobernación, Ángel Marcano, de asumir funciones de gobierno desde la precampaña.

Voto entubado

El simulacro electoral también sirvió para que los candidatos opositores, que no fueron postulados por el G4, señalaran que el sistema del CNE está configurado para favorecer el voto entubado. Esto significa que la selección se haga por partidos y no por nombres.

“El sistema está hecho para entubar el voto. Como quisieron hacer unos comicios con demasiados cargos de elección popular, quizá el CNE tomó la decisión de facilitar las cosas para el entubamiento de votos, pero eso vulnera el derecho al elector de poder cruzar el sufragio”, puntualizó David Uzcátegui.

Candidatos opositores que no fueron postulados por el G4, señalan que el sistema del CNE está configurado para favorecer el voto entubado; es decir, que la selección se haga por partidos y no por nombres / Foto: El Impulso


Por su parte, Henri Falcón, candidato de la Alianza Democrática para la gobernación del estado Lara, dijo que el proceso electoral tiene sus complejidades. Agregó que, por ser una elección muy general, si el votante elige al candidato de su preferencia a la gobernación y quiere sufragar por un alcalde o un diputado, hay algunas variables que llevan tiempo.

Sobre esto, Enrique Márquez, vicepresidente del ente comicial, calificó como desafortunado que no se haya podido cambiar el software de las máquinas para las elecciones regionales para que los nombres de los candidatos no quedaran ocultos tras las tarjetas de los partidos.

“La experiencia de votación queda muy similar a la del 6D. Esa experiencia tiene críticas que tienen que ver con el trato preferencial de los partidos sobre el nombre de los candidatos. Se pudo haber hecho de forma distinta, pero no menos complejo porque es una megaelección a dos niveles”, puntualizó Márquez el 14 de octubre.


(Visited 1 times, 2 visits today)

Share This:

Comentarios

  




Publicidad

El Tiempo