Deportes

Oropeza Castillo FC: 54 años proyectando a futuros futbolistas

Parte de los jóvenes que conforman el club con sus entrenadores / Foto: Cortesía

Fundada hace más de 50 años en la urbanización de Puerto La Cruz que lleva su nombre, la escuela Oropeza Castillo FC es una de las tantas instituciones de fútbol base del estado Anzoátegui que impulsa desde temprana edad el talento menor con miras a la formación de futuras grandes figuras.

A través de las enseñanzas impartidas por cada uno de los profesores que han pasado por las filas de la organización, niños afanados, con ilusiones y aspiraciones a desarrollar sus capacidades, se direccionan hacia sus objetivos de la mano de la experiencia, dispuestos a llegar a lo más alto, con disciplina y dedicación.

Actualmente, el encargado de llevar las riendas de esta escuela de balompié es el profesor José Parra, quien se encuentra en su segunda etapa como principal director técnico de los niños y adolescentes.

“Este es un club histórico en nuestra zona, establecido en 1967, para que los más jóvenes, con intereses, desplieguen, crezcan y evolucionen en la disciplina, un proyecto también ideado con la intención de que el fútbol de Oropeza progrese más en su organización”, explicó el entrenador.

Como lo señaló, la Oropeza Castillo FC, uniformada de amarillo y negro, ha tenido diferentes preparadores e instructores desde que fue creada. Fue en 1990  cuando llegó Parra para ser parte de la familia como timonel de la academia hasta 1992, época en que quedó contratado para ofrecer sus servicios en el Club Terminal.

En los subsiguientes años, Cruz Marval, otro reconocido entrenador de futbolistas y técnico en la localidad, se incorporó para comandar desde dirección a la escuadra portocruzana, hasta que en 2015 se vuelven a invertir los papeles. Así, Parra regresó para asumir el cargo una vez más.

El profesor Parra da instrucciones en uno de los entrenamientos, en el parque Paparoni / Foto: Paúl Álvarez

“Hace seis años yo retorno para dirigir, con otros planes, pero con la misma meta, que es  mantener a todas las categorías en un alto nivel de competitividad y que cada uno de los chamos se adiestre de la mejor manera y figure en un porvenir en el ámbito profesional”, resaltó el también exfutbolista.

Crecimiento y disciplina

A través de su trayectoria, Oropeza Castillo FC se ha mantenido a flote como equipo de fútbol menor, recibiendo año tras año a cualquier niño o jovencito interesado en ser parte de una familia que tiene como casa y lugar de entrenamientos el estadio José Humberto Paparoni.   

Y es que con el correr del tiempo son más los pequeños que llegan para entregar su pasión al conjunto aurinegro y al balompié como deporte. De hecho, actualmente suman 175 participantes, entre niños y jóvenes de 5 a 17 años, distribuidos en las categorías formativas mini baby, sub-9, sub-10, sub-11, sub-12, sub-13, sub-15 y sub-17.

Parra destacó que, como en todo club, la disciplina es uno de los pilares fundamentales y del cual, aseguró, han sabido nutrirse sus representados. Resaltó que para progresar y llegar al éxito, valores como este, el respeto y la responsabilidad son esenciales en la vida de un deportista y más en el que se está preparando.

El combinado “oropezano” es de los más distinguidos y tradicionales en el territorio anzoatiguense. Ha triunfado en  campeonatos de la zona metropolitana del estado, así como en los estadales de fútbol, entre otros certámenes menores del circuito regional, los cuales organiza la Asociación  de Fútbol de la entidad.

“Queremos seguir compitiendo, pero también el deseo es desarrollar a nuestros jóvenes, con mejor rendimiento y nivel, recargándoles esa actitud y manera de pensar, para que vean el fútbol como una opción de que de él se puede vivir con esfuerzo y sacrificio”, puntualizó el estratega.

Los niños disputan partidos amistosos preparativos en las prácticas
/ Foto: Paúl Álvarez

Más proyecciones

Asimismo, esta institución, que cuenta con profesores capacitados que ayudan a José Parra a llevar adelante el plan, cuenta además con una categoría libre, la cual participa en diversas competiciones a nivel amateur.

La  Oropeza de mayores fue conformada hace un par de años por jugadores aficionados que pasaron por esta escuela, donde desarrollaron una vasta trayectoria, y que ahora con algunos futbolistas de recorrido profesional y con experiencia en torneos locales, tienen como propósito competir en la Tercera División del fútbol venezolano.

Surgidos

Herbert Márquez y Diony Guerra, exfutbolistas profesionales, con amplias trayectorias en el balompié de Venezuela y quienes pasaron por la selección Vinotinto, se iniciaron como jugadores de la disciplina en la escuela Oropeza Castillo FC. Por su parte, José Yeguez, quien actualmente milita en las filas de Aragua FC, también surgió de la institución formativa.


Puerto La Cruz / Paúl Álvarez

(Visited 1 times, 1 visits today)

Share This:

Comentarios

  




Publicidad

El Tiempo