Sucesos

Ultimaron a otro miembro de la banda “el zorrito” en el barrio Cruz Verde

Oficiales de la PNB le dieron de baja a un supuesto delincuente apodado “trucutú” / Foto: Arturo Ramírez

Un supuesto integrante de la banda “el zorrito” murió, supuestamente, al enfrentarse a oficiales de la Dirección de Investigación Estratégica (DIE) de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), este viernes 22, en  la calle El Tanque del sector Valle Verde del barrio Cruz Verde, en Barcelona.

El fallecido respondía al nombre de Angelo Luis Rangel Betancourt, de 24 años de edad, apodado “trucutú”.

Una fuente declaró que los funcionarios hacían averiguaciones de campo cuando varios sujetos les hicieron disparos. Los policías tuvieron que repeler el ataque con sus armas orgánicas. En la presunta refriega resultó herido Rangel. Sus compinches se dieron a la fuga.

Una comisión llevó al hombre, con una herida de bala en el tórax, a la emergencia del Hospital Universitario Luis Razetti, donde expiró.

El cadáver fue remitido a la morgue del Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses (Senamecf), ubicado en la urbanización Tronconal III, para que le practicaran la necropsia.

Secuestro y asesinato de un policía

El informante dijo que Rangel Betancourt al parecer operaba  con sus secuaces en las barriadas Cruz Verde, Cerro de Piedra, El Viñedo, La Ponderosa y La Orquídea de Barcelona, así  como en la parroquia El Pilar, zona rural de esa ciudad, capital del municipio Simón Bolívar.

El sujeto, al parecer, participó en el homicidio del oficial de la Policía del estado Anzoátegui (Polianzoátegui),  Héctor Luis García (30 años), quien el 1° de septiembre pasado fue secuestrado delante de sus dos niñas, en su domicilio del sector El Viñedo.

Al día siguiente, el cadáver fue encontrado por comisiones de la Dirección de Orden Público (DOP) del Centro de Coordinación Policial (CCP) El Viñedo y Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc).

García presentaba aporreos, signos de tortura y un disparo en la cabeza.

A este funcionario  lo mataron,  al parecer, en un ajuste de cuentas, pues dos meses atrás había participado en un procedimiento en el que pereció otro de los miembros de la banda «el zorrito».

Poco después, el mismo grupo delictivo baleó de gravedad a uno de los detectives del Cicpc que buscaban a unos solicitados, en la zona sur de la capital de Anzoátegui.

Barcelona / Yraida Núñez

(Visited 1 times, 9 visits today)

Share This:

Comentarios

  




Publicidad

El Tiempo