Reportajes

Elides Rojas: La mayoría de los periodistas más combativos están en el exterior

“Ahorita los medios no tienen a quién defender ni con qué”, señala Elides Rojas López / Foto: El Nacional

El reconocido periodista y exdirector de El Universal Elides Rojas señala que el régimen es omnipotente al crear “leyes” que justifiquen la censura y la autocensura. Confirma que los entrevistables del momento, incluso los exiliados, cada vez declaran menos, para proteger a sus familias o por simple acuerdo entre los dos bandos.

–¿Cómo sobrevive a la acusación penal que introdujo contra usted un personero vinculado al chavismo por una nota periodística publicada en El Universal?

–Con las libertades coartadas. Ese es el objetivo. Y se cumple.

–¿Y a la sentencia del TSJ?

–Sentencias, leyes y reglamentos. Hay de todo en esta comarca.

–De volver a nacer, ¿publicaría la misma información por la cual fue acusado de Instigación al Odio?

–Yo no escribí esa nota, pero como director del medio para el momento de la publicación fui escogido para el escarmiento. Nunca sabes cuándo ocurrirá el sablazo.

–¿La enseñanza de esta experiencia?

–No es juego. Estamos bajo un régimen autoritario y tiene la batuta absoluta.

–¿Contrademandaría?

–¿Para qué?

–A partir de este hecho, ¿ha recibido ofertas de trabajo?

–Nacionalmente no tiene ningún sentido. Ya no hay condiciones. Trabajo para un medio europeo.

–¿Y solidaridad gremial?

–Total y constante.

–¿Cómo torea la censura?

–Ya aprendimos y no fue en una plaza de toros.

–¿Y la autocensura?

–También está ahí. Antes de cualquier cosa revisas mentalmente las leyes que te pueden aplicar.

–¿Alcanzó la autocensura a los residentes venezolanos en el exterior?

–Hace rato. Mientras tengan familia en Venezuela no escapan a la represión.

–¿Por qué otrora fogosos declarantes ahora se abstienen, aun en el exilio?

–Hay cambios por intereses políticos y económicos. Otros por la misma razón de que existe persecución por control remoto. 

Mentiras verdaderas 

–¿Qué censuraría al Gobierno? 

–Nada. Sus mentiras serán igualmente publicadas. 

–¿Y a la oposición? 

–Nada. Sus mentiras y errores también merecen exposición. 

–¿Representan las redes sociales la anarquía de la información? 

–De manera global. No se salvan ni las que están adscritas a medios tradicionales. 

–¿A cuáles medios benefició la pandemia: a los 

tradicionales o a las redes sociales? 

–A las redes y su irresponsabilidad. 

–¿El entrevistado inolvidable? 

–Arturo Uslar Pietri. 

–¿Defiende el lector a sus medios? 

–El medio no tiene quien lo defienda. 

–¿Y cuando el medio lo adquiere alguien del Gobierno o un enchufado? 

–El rechazo es inmediato. Incluso cualquier variación de la línea editorial genera el rechazo. 

–¿Cuáles medios evita ver? 

–Veo y leo mucha prensa internacional. Especialmente europea. De Venezuela muy poco. 

–¿Cuáles frecuenta? 

–NYT, El País, ABC, El Mundo, Antena 3… 

–¿Defienden los medios al usuario? 

–Ahorita no tienen a quién defender ni con qué. 

–¿La metamorfosis mediática? 

–Medios con intereses bien definidos. O del régimen o contra el régimen. Nada más. 

–¿Ha perdido interés el lector por la libertad de expresión? 

–Le interesaba poco. En Venezuela lo único importante es comer y sobrevivir. 

–¿Y los periodistas? 

–Cada vez importan menos. La mayoría de los más combativos están en el exterior. 

–¿El doble filo de los medios oficialistas? 

Cero credibilidad. Y así no le sirven a nadie. 

–¿El de los medios independientes? 

–Lo mismo, pero al revés. Todo contra el régimen. 

–¿El lector frustrado? 

–Ya ni leen. 

Comunicando incomunicación 

–Si el medio es el mensaje, ¿por qué la audiencia del hegemónico continente oficialista no termina de superar el 5%? 

–La propaganda nunca ha generado audiencias. 

–¿El sensacionalismo más notorio? 

–Cada vez que se va la luz y el régimen inventa un ataque nuclear. 

–¿Una sugerencia para las comunicaciones de la MUD? 

–Si no hay verdadera unidad, no hay mensaje posible. 

–¿Qué es la verdad periodística? 

–La que ven tus ojos. 

–¿La verdad de Conatel? 

–La que conviene a la propaganda del régimen. 

–¿Terminará cercando a sus promotores el cerco a la información? 

–Un régimen absolutista controla hasta su propio cerco. 

–¿Cómo se cerca el cerco? 

–La credibilidad mata todo. 

–¿La incomunicación de la comunicación en Venezuela? 

–Es un mensaje con destino, pero sin consumidor objetivo. Se dicen y publican cosas que nacen y mueren. No se multiplican.  

–Si la propaganda no logra ocultar la realidad, ¿a qué recurrirá el Gobierno? 

–El descontento se reprime. Listo. 

–¿El futuro de El Universal? 

–Les deseo mucho éxito. No obstante, hace unos cuatro años fuimos 1 mil 200 empleados. Hoy en día no hay más de 40. 

–Ante la desaparición de más de 100 periódicos en esta era chavista-madurista, ¿prevé un Granma? 

–Ya hay varios. Totalmente del gobierno o semiprivados. 

–¿El destino de los medios comunitarios y alternativos? 

–Si el régimen no suelta la plata, morirán. 

–¿El periodista que más informa hablando menos? 

–El que no habla sino lo necesario. El que no es protagonista. Y de eso sobra. 

–¿Se acostumbró el lector a la ausencia del papel periódico? 

–Ya la lectoría estaba en mínimos antes de perderse el papel. 

–¿Pasará a la historia el control mediático? 

–Cambiará de manos y de estilos. 

Caracas / Jolguer Rodríguez Costa

(Visited 1 times, 1 visits today)

Share This:

Comentarios

  




Publicidad

El Tiempo