Deportes  Béisbol

De la mano de Ian Anderson Atlanta tomó ventaja en la Serie Mundial sobre Astros

Ian Anderson permitió un solo hit en su presentación en el tercer juego de la Serie Mundial / Foto: Getty

El novato derecho Ian Anderson y el bullpen de Bravos hicieron una presentación sin hit hasta la octava entrada, Austin Riley y Travis d’Arnaud impulsaron carreras y Atlanta venció a Astros de Houston 2-0 el viernes por la noche para tomar una ventaja de 2-1 en la Serie Mundial.

Anderson y cuatro relevistas se combinaron para permitir dos hits.

 El bateador emergente Aledmys Díaz lanzó un sencillo al comienzo del octavo contra el relevista Tyler Matzek que cayó frente al jardinero izquierdo Eddie Rosario, a solo 232 pies del plato de home, para el primer hit de Houston.

Alex Bregman conectó un sencillo a través del lado derecho abierto de un cuadro desplazado al comienzo del noveno contra el cerrador Will Smith, quien se mantuvo perfecto en cinco oportunidades de salvamento en esta postemporada.

El doble productor de Riley en el tercero ante el abridor novato de Astros, el venezolano Luis García, puso a Atlanta adelante, y d’Arnaud conectó un jonrón de 437 pies ante Kendall Graveman en el octavo. Fue el segundo jonrón de d’Arnaud de esta Serie Mundial y el primero en casa esta temporada.

De las 60 veces que la Serie estuvo empatada 1-1, el ganador del Juego 3 ganó 39 veces, incluidas seis de las últimas nueve.

Rosario caminó al abrir una media entrada de 43 lanzamientos en la tercera. Freddie Freeman conectó un sencillo y García dejó un cortador de 0-1 sobre el plato que Riley alineó entre Bregman y la tercera base, por la línea del jardín izquierdo para un doble productor.

Jorge Soler caminó, pero García dejó varadas las bases llenas cuando Adam Duvall conectó un foul a primera y d’Arnaud se ponchó. 

Bravos, que dejó varados a nueve corredores, mejoraron a 6-0 esta postemporada en Truist Park, que abrió en 2017 y donde han ganado 11 de sus últimos 12 juegos. Atlanta detuvo una racha de cinco derrotas en casa de la Serie Mundial.

Houston, el equipo con más hits en las mayores durante la temporada con un promedio de .267, se limitó a dos hits, tres bases por bolas y dos bateadores de hits.

Anderson, de 23 años, lanzó con un control irregular, ponchó a cuatro y dio tres bases por bolas. A.J.  Minter y Luke Jackson siguieron con una entrada cada uno.

El hit de Díaz terminó con la oferta sin hits más larga de la Serie desde el Juego 2 en 1967.

El corredor emergente José Siri se robó segunda con dos outs en el octavo y se fue a la tercera cuando el tiro de d’Arnaud saltó al jardín central por un error, pero Siri quedó varado cuando Michael Brantley saltó contra Matzek.

“Simplemente no quería decepcionar a los chicos”, dijo Matzek.

Si bien Dusty Baker (72) de Astros y Brian Snitker (66) de Bravos tenían las edades combinadas más altas de los mánagers de la Serie Mundial, levantaron a sus lanzadores abridores en el cronograma desencadenado por las métricas modernas, después de exactamente 18 bateadores cada uno, sin querer el primer puesto.

En la Serie por primera vez desde 1999,  Bravos ganó en casa por primera vez desde el sexto y último juego de la Serie Mundial de 1995 contra Cleveland.

Anderson, quien tiene marca de 4-0 en ocho aperturas de postemporada en su carrera en dos temporadas de Grandes Ligas, tuvo la segunda oferta sin hit más larga de un abridor novato en la historia de la Serie Mundial detrás de Jeff Tesreau de Gigantes de New York en el primer juego de 1912, dividido cuando el Tris Speaker de Boston se triplicó con un out en el sexto.

Anderson golpeó a un bateador y lanzó solo 39 de 76 lanzamientos para strikes antes de que Snitker lo retirara.

“Estuvo bien. Tengo la máxima confianza en Snit y el bullpen, esos tipos que están entrando”, dijo Anderson. “No obtienes un apodo si no estás cerrado como ellos”.

García permitió tres hits en 3 2/3 entradas con seis ponches y cuatro bases por bolas, lanzó solo 72 lanzamientos y salió después de sacar los primeros dos outs del cuarto con solo dos lanzamientos.
08:40

Este fue el octavo enfrentamiento de titulares novatos en la Serie, el primero desde Justin Verlander de Detroit y Anthony Reyes de San Luis en el primer juego de 2006. Ninguno de los jugadores de Bravos se había enfrentado a García entrando, y Marwin González fue el único que bateó contra Anderson (0 de 3).

La lluvia durante todo el día se detuvo aproximadamente una hora antes del juego, que comenzó con una temperatura de 49 grados en una noche húmeda. Bravos se convirtieron en el primer equipo en albergar la Serie en seis estadios después del Fenway Park de Boston (1914) y Braves Field (1948), el Estadio del Condado de Milwaukee (1957, ’58), Atlanta Fulton-County Stadium (1991, ’92, 95,  ’96) y Turner Field (1999).

Major League Baseball rindió homenaje antes del juego a Hank Aaron, la exestrella y ejecutivo de los Bravos que murió en enero.  Hank Aaron Jr. realizó el primer lanzamiento ceremonial, acompañado por la madre Billye Aaron y los hermanos Gaile y Dorinda.

Puerto La Cruz / José Barberi

(Visited 1 times, 1 visits today)

Share This:

Comentarios

  




Publicidad

Publicidad




Publicidad




El Tiempo