Locales

Cementerio de Barcelona tuvo baja afluencia en el Día de los Muertos

En varios puntos del cementerio se pueden observar tumbas abiertas / Foto: Rafael Salazar

Este martes 2 de noviembre se celebró el Día de los Muertos, en el que es tradición que las personas visiten las tumbas de sus familiares. Sin embargo, en el camposanto de Barcelona, ubicado en la avenida Pedro María Freites, la afluencia fue baja.

A pesar de que no había restricción para ingresar, dentro del lugar apenas se podían apreciar pequeños grupos dispersos, en su mayoría dedicados a limpiar y retocar las tumbas de sus parientes difuntos.

No obstante, las quejas no se hicieron esperar, principalmente por la falta de seguridad en el camposanto municipal.

“Aquí mandaron a poner bonita la entrada nada más; del resto, todo es un desastre. Se roban las urnas, las rompen, no limpian a profundidad y no hay nadie que haga algo al respecto”, señaló Mileidis Farías.

Por su parte, Gladys Barrios aseguró que también ha sido víctima de maleantes que se han llevado porrones y copas que coloca como adorno en la lápida de un familiar fallecido.

“Por si fuera poco, hasta las flores que traigo se las roban. Además, en reiteradas oportunidades he venido y me encuentro con ataúdes fuera de su lugar que impiden el paso”, dijo.

Ambas señoras coincidieron en que la alcaldía del municipio Bolívar debería reforzar la seguridad en el lugar, para evitar episodios desagradables.

Flores

En las afueras de la necrópolis barcelonesa se observó también la presencia de vendedores de flores, con precios que, según la realidad de cada persona, pueden ser accesibles o no.

Los costos van de uno a cinco dólares, si el pago es en divisa. Si la transacción se hace en bolívares, el precio aumenta.

Por ejemplo, el ramo que cuesta un dólar, que serían Bs 4,50 según la tasa informal, pasa a valer entre siete y ocho bolívares.

Puerto La Cruz / Javier A. Guaipo

(Visited 1 times, 1 visits today)

Share This:

Comentarios

  cementerios   




Publicidad

El Tiempo