Locales

Carlos Andrés Michelangeli: “En los primeros 100 días nos proponemos cambiarle el rostro a Barcelona”

Carlos Andrés Michelangeli (izquierda) dice que la unidad es importante para ganar, pero más para gobernar / Foto: Instagram (@camichelangeli)

El político Carlos Andrés Michelangeli ha sido prefecto de Barcelona y en dos períodos consecutivos fue electo como diputado a la Asamblea Nacional (AN) por el circuito donde estaba incluida esta ciudad. No obstante, las dos veces que se ha postulado como candidato a la Alcaldía del municipio Simón Bolívar (2008 y 2013) ha cargado con la derrota.

Pese a eso, el experimentado dirigente opositor optará, una vez más, por el cargo de mandatario local, a través de la tarjeta de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) y otros partidos que decidieron respaldarlo.

Hacer de Barcelona “la mejor ciudad” es uno de sus objetivos como gobierno, pero para lograrlo primero tendrá que medirse en las urnas electorales.

-¿Por qué decidió lanzarse como candidato a alcalde?

-Porque nací, me crié y estudié en Barcelona. Fui candidato a alcalde, fui dos veces electo diputado por Barcelona, y me preocupa el estado en el que se encuentra Barcelona. ¿Por qué decidí ser candidato? Por la gente, decidimos ir y apostar por Barcelona.

-¿Se siente a gusto con los partidos que lo apoyan?

-Súper a gusto. Aprovecho para agradecer a todos los partidos y a todos los que me están apoyando. Es impresionante lo que he visto, el compromiso de la gente por un cambio en la ciudad.

-¿Qué es lo más difícil y lo más satisfactorio que le ha tocado vivir como candidato?

-Lo más complicado es el tema económico. Hay muchísima necesidad, quisiéramos resolver todos los problemas y lamentablemente no podemos por tema económico. Y lo más bonito es la esperanza, que la gente no pierde.

-¿De dónde sale el dinero que usa para llevar a cabo su campaña?

-Tú puedes ver la campaña, apenas logramos unos volantes. Se hace un pote entre los amigos, todos trabajamos, entre todos hemos puesto un granito de arena, y hemos logrado algo. Aquí no hay vallas. No he contado con grandes recursos, pero ha sido una campaña muy bonita.

-¿Cuál es su propuesta de gobierno para los electores?

-Tenemos una propuesta de trabajar de la mano con los colegios profesionales, de cambiar un poco la política. Por ejemplo, en el caso del colegio de periodistas, hacer campañas de concientización, donde nos acostumbremos a mantener el frente limpio, donde no tiremos la basura, donde aprendamos el tema del reciclaje de la basura. Nosotros, en los primeros 100 días, nos proponemos cambiarle el rostro a Barcelona, tener una Barcelona limpia, una Barcelona donde todos trabajemos por una ciudad limpia, con un buen sistema de recolección de basura. Además, poner en marcha la estación de transferencia y hacer de la basura un negocio, pero no un negocio para el alcalde o los concejales, sino para el municipio.

-¿Cómo piensa concretar su plan de gobierno en un país en crisis, sin recursos económicos y casi al borde de la ruina?

-Cuando hablo de plan de gobierno me enfoco en los 100 primeros días, la recolección de basura y la campaña de concientización. ¿Por qué? Porque esa campaña trata sobre el ahorro energético, sobre el ahorro de agua, ya que todo eso tiene un costo. Cuando hablamos de proyectos tenemos unos donde queríamos poner navegable el rio desde Naricual hasta el (barrio) Fernández Padilla, y poner un mercado de pescado, que sirva como sitio turístico. Eso ahorita es imposible, por eso nos concentramos en la promesa de limpiar a Barcelona y desarrollar la campaña de concientización. Y no vamos más allá porque tenemos que llegar para ver qué hay en esa caja negra, para ver si realmente es cierto lo de la cantidad de dinero que se han robado del Sabat (Servicio Autónomo Bolivariano de Administración Tributaria), saber cuánto recoge en impuestos ese ente y ver cómo empezamos a crear más dinero. Nosotros teníamos un plan para la reactivación de la zona industrial, pero hoy en día, como está el país, sabemos que es imposible y no podemos engañar a la gente. Pero mi mayor compromiso con los barceloneses es el acompañamiento, un gobierno transparente.

-De ganar las elecciones, ¿ya tiene pensado quiénes lo acompañarán en el gabinete?

-Sí, hemos tenido conversaciones con el Colegio de Médicos, con el Colegio de Ingenieros, con universidades, con partidos políticos. Tendremos un gobierno amplio, un gobierno que ya no sea de un color político, que sea un gobierno tricolor con los mejores hombres y mujeres. La unidad no es nada más importante para ganar, la unidad es importante para gobernar. Y esa unidad no es de colores políticos, debe ir más allá.

-¿Cree que podrá gobernar con facilidad si el mandatario regional es de una tendencia diferente a la suya?

-Yo soy político y me he mantenido. Si ves mi historia política, hemos hecho denuncias graves, investigaciones, como el caso Conferry. Demostramos que la planta de soya fue un caos completo, demostramos que el proyecto del tren Anaco fue una estafa. El tema del coque empezó con contaminación y luego terminó siendo un desastre de corrupción. Nunca he hecho una denuncia que no tenga pruebas y siempre con mucho respeto. La política tenemos que ponerla en práctica, no es hipocresía, es el debate de ideas. Vamos a debatir; yo no tengo problema en mañana sentarme con cualquier chavista o madurista a debatir las ideas, qué queremos para Barcelona, Anzoátegui o Venezuela.

-¿En qué se diferenciaría su gestión de la de los gobiernos chavistas?

-Entre un gobierno mío y uno madurista, la diferencia es que el gobierno madurista está con políticas económicas totalmente equivocadas, porque aquí han pasado alcaldes maduristas o chavistas que a lo mejor pudieron haber tenido buena intención, pero lamentablemente no pudieron llevarla a cabo por unas políticas económicas erradas a nivel nacional. En el caso mío, nosotros podemos ir con el pueblo a Miraflores, a ministerios, pero ellos lamentablemente no pueden. Cuando hablo de retomar la política es parte de retomar la democracia, donde no importa que mañana un dirigente de tu propio partido te llame la atención para exigir sus derechos.

-¿Cree que Nicolás Maduro lo dejará gobernar o le nombrará un protector en su municipio?

-Yo creo que el tema de México está ayudando (diálogo entre el Gobierno y la oposición en ese país). Maduro y los maduristas tienen que entenderlo, el país está en la peor situación económica de la historia contemporánea del país. En cada visita que tú haces a sectores de Barcelona te das cuenta de que lo que se está viviendo es impresionante. Yo le digo siempre a la gente que “si en tu nevera hay comida, si tus calles están limpias, si tu salario te alcanza, bueno vota por Maduro”. Ahora, si tus calles están llenas de huecos, si tu nevera está vacía, si tu salario no te alcanza, danos la oportunidad y vota por la manita.

-En las últimas presidenciales y en las parlamentarias, un sector importante de la oposición optó por la abstención, ¿por qué el 21-N sí se debe votar?

-Fueron dos situaciones totalmente diferentes. Ojo, en mi caso particular, dije que ir a las elecciones en aquel momento era un problema, pero no ir era peor. Mi formación socialdemócrata me ha indicado que debo siempre apostar al voto, a la democracia. Desde los 14 años estoy en un centro de elección. Ahora bien, ¿por qué ahorita tenemos mejores condiciones? Porque teníamos 15 años que no contábamos con una observación internacional garante del proceso, la comunidad europea nos está apoyando. Segundo tenemos dos rectores, dos rectores a los que ciertamente no eligió una asamblea para nosotros representativa, pero que están allí comprometidos con el cambio. Y yo, particularmente, digo que el primer requisito para ir a votar es la unidad del pueblo de Venezuela. Esta votación no es por Carlos Andrés Michelangeli, sino por Venezuela. Tenemos que salir todos a votar.

-¿El hecho de no tener una candidatura unitaria en la oposición podría traducirse en una derrota segura?

-Buena pregunta. Yo quisiera que no existiera nunca más el chantaje. Ojalá todos los que quisieran aspirar, lo hicieran y declinaran si así lo desean, y que cada quien vote por el que quiera. Yo tengo la suerte de tener apoyo de Nathaly Azócar de Voluntad Popular, quien era candidata, de tener el apoyo de Nemesio Alfaro, candidato de UP que declinó a mi favor, de tener apoyo de Gilberto Román y de Geovani Veracierta, quienes declinaron a mi favor. Eso es un aval que yo tuve. Nosotros estábamos pidiendo primarias para la Gobernación, y todos los candidatos se pusieron de acuerdo y me llamaron diciendo que los números daban, que yo era el que podía vencer (en Barcelona). Yo le he hecho un llamado a Dennis (Balza), que buscara cualquier encuesta. Le pedí “escógela tú, porque ahorita no se trata de Carlos Andrés, se trata de Venezuela, y ahorita es tan difícil, y lo que no viene es tan duro porque Barcelona está destruida, que de ganar necesitamos más unidad aún para poder salir adelante en un gobierno tan complicado como es el que vamos a tener en la ciudad.

Perfil y algo más

Carlos Andrés Michelangeli es un político nacido el 11 de agosto de 1971. Sus estudios (básico, bachillerato y universitarios) los cursó en la ciudad de Barcelona. Está casado, tiene tres hijos y es un abogado egresado de la Universidad Santa María. Fue secretario juvenil de Acción Democrática (AD) y secretario general del partido en Barcelona. Luego de algunas diferencias dentro de la organización decidió incorporarse a las filas del partido Primero Justicia (PJ), donde se desempeña actualmente como coordinador regional. Ha sido diputado a la Asamblea Nacional (AN) por el estado Anzoátegui, fue prefecto de Barcelona en 1997 y actualmente aspira a convertirse en el próximo alcalde de la ciudad capital.

Barcelona / Jesús Bermúdez Pino

(Visited 1 times, 1 visits today)

Share This:

Comentarios

  barcelona   candidato   carlos-andres-michelangeli   elecciones   




Publicidad

El Tiempo