Locales

Jacinto Romero Luna: las veces que he estado en la Alcaldía de Anaco la hemos recuperado

Jacinto Romero Luna es aspirante a la Alcaldía de Anaco, estado Anzoátegui / Foto: Cortesía

En sus 35 años de carrera política, Jacinto Romero Luna ha sido alcalde de Anaco en cuatro oportunidades, dos de ellas por reelección. En 1990, fue el primer mandatario de esa jurisdicción escogido en las urnas por voluntad popular.

De cara a los venideros comicios aspira a ocupar, por quinta ocasión, el puesto con el apoyo de los partidos agrupados en la Alianza Democrática de Venezuela. Asegura que la decisión la tomó tras oír la voz del pueblo, que pide rescatar el municipio, que actualmente se encuentra sumergido en la desidia con fallas en el suministro de agua potable y gas doméstico.

Concretar su plan de gobierno en un país en crisis no será algo nuevo para Romero Luna, pues –señaló– las veces que ha estado en la alcaldía la ha encontrado desmantelada y la ha recuperado. “Ya veremos que por muy mal que yo lo haga, lo voy a hacer 20 veces mejor que los que han estado ahí”, expresó.

Diálogo abierto

-¿Por qué decidió lanzarse otra vez como candidato a la Alcaldía de Anaco?

-La decisión que tomé precisamente hace seis meses es porque he visto el deterioro de la ciudad por tres alcaldes que han pasado por allí y no ha habido respuestas positivas. Todas las cosas se han ido deteriorando, entre ellas los servicios públicos de agua, gas y aseo urbano, que son un desastre. La ciudad está vuelta pedazos. Cuando yo me encontraba en la calle, la gente me decía: “¿te vas a quedar tranquilo, no vas a hacer nada?”. Oyendo la voz del pueblo, tomé la decisión de participar.

-¿Se siente a gusto con los partidos que lo apoyan?

-Sí. Acuérdate que los partidos políticos cumplen unas funciones muy importantes, porque sin ellos no hay la posibilidad de que exista la democracia. Hay 14 o 15 organizaciones que me están apoyando. Primero, mi agradecimiento a todas y cada una de ellas por la confianza que han tenido de escogerme como su candidato para alcalde, y luego, tener presente que nosotros debemos ser cordiales, especialmente con los directivos de esos partidos que son los que al fin y al cabo llevan la información al elector sobre la tarjeta. Yo espero que con esa gama de toldas, nosotros obtengamos una victoria muy holgada en nuestro municipio.

-¿Qué es lo más difícil que le ha tocado vivir como candidato?

-Los adversarios políticos. Hay algunos que hacen cualquier cosa por tratar de desprestigiar la candidatura, cuando esta crece. Hay que lidiar con una cantidad de mentiras y cosas que le dicen a la gente. Menos mal que yo soy archiconocido en Anaco y las comunidades saben que yo no cumplo esas funciones que me quieren dar en los procesos electorales.

-¿Y lo más satisfactorio?

-El cariño de la gente. Yo tuve seis meses yendo a los sectores populares y reuniéndome con alrededor de 80, 100 personas en cada sector. El cariño, el abrazo, eso me llena muchísimo porque como yo fui alcalde, eso dice mucho que me porté bien con mi gente.

Una realidad

-¿De dónde sale el dinero que usa para llevar a cabo su campaña?

-Yo he llevado una campaña que es muy austera. Hay otros candidatos a los que sí se les ve el derroche en la mano. Yo voy a los sectores y le hablo a la gente, qué es lo que voy hacer, cuáles son los proyectos e ideas que tengo para nuestro municipio; y los pocos gastos que tenemos los llevo sobre mis hombros, porque desde los 21 años he sido empresario. Hoy por hoy las cosas no están bien, pero siempre hay algo con lo que se puede hacer y ganar dinero para soportar una campaña electoral.

-¿Cuál es su propuesta de gobierno para los electores?

-Me estoy afincando en las deficiencias que la gente padece. Aquí hay un problema grave de agua. Los gobiernos municipales que han estado han dejado deteriorar la infraestructura del acueducto. Todos los pozos (alrededor de 31), no tienen equipos para bombear agua. La planta de tratamiento se encuentra en pésimo estado. Mi primera tarea será reconstruir toda la infraestructura del acueducto para empezar a bombear agua a Anaco, para paliar la situación. El otro problema grave es el del gas doméstico. A mí me da dolor ver a las 2:00 am a una mujer con una bombona en la carretilla, para ir al llenado a pasar el día para comprarla y hay mucha gente que pasa el día y le dicen que se acabó el gas. El que quiere el gas tiene que pagarlo en dólares en $5, $8, $10. Esa es una mafia que se ha enquistado allí.

-¿Cómo piensa concretar su plan de gobierno en un país en crisis, sin recursos económicos y casi al borde de la ruina?

-Ahí es donde está mi reto. Las veces que he estado en la Alcaldía de Anaco la he encontrado desmantelada. No encuentro absolutamente nada y empieza la gran tarea de la recuperación y la hemos recuperado, en dos oportunidades, con el trabajo que hacemos. Igual la vamos a encontrar ahora, desmantelada y sin equipos, sin camionetas, sin nada. Ahí es donde voy a demostrar la capacidad que tengo de gerenciar y de producir. Ya veremos que, por muy mal que yo lo haga, lo voy a hacer 20 veces mejor que los que han estado ahí.

Apoyo en la gestión

-De ganar las elecciones, ¿ya tiene pensado quiénes lo acompañarán en el gabinete?

-Sí. Tengo algunas personas en mente, personas que me están apoyando. Tengo el apoyo público del Colegio de Ingenieros Centro-Sur, que está totalmente volcado a la campaña electoral. Ahí tengo un buen equipo y lo vamos a hacer, pero hay que pagarles un salario digno. Nosotros tendremos la gran tarea de buscar los recursos. Cuando empecemos a cobrar los impuestos, habrá dinero para recuperar las cosas.

-¿Cree que podrá gobernar con facilidad si el mandatario regional es de una tendencia diferente a la suya?

-Ya lo hice. Yo salí electo en el 2000 y en el 2002 hubo un paro general, en donde la industria petrolera empezó su declive, se politizó. Estuve en la alcaldía del municipio Anaco hasta el 2008. Seis años con el gobernador contrario, con Pdvsa (Petróleos de Venezuela) contraria, con el presidente contrario, con todo el ministerio contrario y nosotros terminamos nuestra gestión extraordinaria. Fui a la reelección en 2004 y salí electo de nuevo. Así que eso no me asusta. Yo creo que es importante que la gente sepa que hay capacidad de trabajo todavía.

-¿En qué se diferenciaría su gestión a la de los gobiernos chavistas?

-Primero que nada, está claro que nosotros queremos vivir en libertad y democracia. Los gobiernos chavistas no entienden eso y los primeros violadores de nuestra Constitución son ellos. Nuestro norte es sentir que nosotros vamos a hacer un gobierno democrático y que vamos a vivir en libertad. Le queremos dar a nuestro pueblo dignidad.

-A su juicio, ¿qué es lo bueno y lo malo que han dejado los gobiernos chavistas en el municipio?

-Lo malo es haber empobrecido a la ciudad, a la gente, ponerla a pasar roncha. ¿Lo bueno?, no creo que esta revolución tenga algo bueno. Esta revolución, en vez de tomar el ejemplo de Francia, que tuvo una revolución social; de Alemania, que tuvo una revolución industrial o de Inglaterra, que tuvo una revolución económica, tomó fue el cubano, en donde la filosofía es empobrecer a la gente para después ir a salvarla, dándole un mendrugo de pan.

Convicción

-¿Cree que Maduro lo dejará gobernar o le nombrará un protector en su municipio?

-Aquí no tiene que haber protector. Lo que pasa es que los alcaldes y gobernadores se los han dejado montar encima. Aquí la primera autoridad civil del municipio es el alcalde; entonces, todo el mundo tiene que estar subordinado a las leyes, a los decretos y resoluciones del alcalde. Aquí no puede venir ningún protector por encima del alcalde porque están violando la ley. Aquí hay que respetar, hay un alcalde en la ciudad y todo el mundo tiene que entrar en el carril y esa va a ser mi posición.

-En las últimas presidenciales y en las parlamentarias la oposición, agrupada en el llamado G4, optó por la abstención, ¿por qué el 21 de noviembre (21-N) sí se debe votar?

-El G4 tiene en su historial querer dirigir al país de una forma muy irresponsable. Primero, cuando ellos quieren que la gente vaya a votar, les dicen “vayan a votar”, como si aquí la gente no pensara; luego, cuando quieren o les conviene les dicen que no vayan a votar. Han tenido eso de mamadera de gallo, dándole falsas esperanzas. El pueblo de Venezuela debe salir a pulsar su propia opinión en las elecciones, para que voten por los candidatos que ellos crean que les va a solucionar sus problemas. El día que el pueblo de Venezuela salga masivamente a votar, hasta ese día durará Maduro en la Presidencia de la República.

-¿El hecho de no tener una candidatura unitaria en la oposición podría traducirse en una derrota segura?

-Yo no creo, porque la gente ha aprendido mucho. Sabe que, absteniéndose, el Gobierno tiene ventaja. La gente conoce bien a los candidatos. Por ejemplo, nosotros tenemos un gobernador que es del centro de Anzoátegui y en cuatro años, Anaco no le ha visto la cara y no ha hecho nada. Al igual que el alcalde.

Perfil

Jacinto Romero Luna nació el 11 de diciembre de 1946. Es Técnico en Electricidad, egresado de la Escuela Industrial de Los Chaguaramos, en Caracas.

Comenzó la carrera política hace 35 años, ocupando inicialmente el cargo de concejal. Luego, en 1990, se convirtió en el primer alcalde de Anaco y fue reelecto dos años más tarde. En la década de los 90, también fue diputado del Consejo Legislativo Regional. En el 2000 volvió a ganar la Alcaldía de Anaco, mandando por dos períodos consecutivos hasta 2008. Su último cargo lo ejerció en 2010, cuando salió electo como diputado a la Asamblea Nacional (AN).

Puerto La Cruz / Elisa Gómez

(Visited 1 times, 1 visits today)

Share This:

Comentarios

  comicios   jacinto-romero   politica   tiempo-electoral-2021   




Publicidad

Publicidad




Publicidad

El Tiempo