Locales

Chavismo ganó la mayoría de cargos en Anzoátegui, pero no sacó más votos que las tarjetas opositoras el 21-N

Los chavistas vieron mermar su apoyo de forma significativa en Guanta / Foto: Archivo

A pesar de la baja participación registrada el pasado domingo (43,23%), no cabe duda de que cualquiera puede pensar que el gran vencedor de las elecciones del 21 de noviembre (21-N) fue el chavismo.

Y es que este no sólo retomó la Gobernación, sino que además se apoderó de 17 de 21 alcaldías de Anzoátegui.

A simple vista parece un resultado aplastante, pero ¿realmente el chavismo debe celebrar esto como una “contundente victoria”?

Si se analiza sólo la disputa por el cargo de mandatario regional es evidente que el ganador fue el candidato del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Luis José Marcano, porque obtuvo 228 mil 218 votos a su favor, mientras que su más cercano competidor, José Brito (Alianza Democrática), sacó 138 mil 351.

No obstante, si se hace un ejercicio y se le suman a Brito los votos del abanderado de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Antonio Barreto Sira, quien obtuvo el apoyo de 100 mil 578 anzoatiguenses, queda en evidencia que las tarjetas de estas coaliciones sumaron más sufragios que aquella en la que figuró el aspirante del chavismo. Entre los partidos de la Alianza Democrática y la MUD se registraron un total de 238 mil 929 votos.

Estas cifras dejan en evidencia que, si Brito y Barreto hubiesen acordado una candidatura unitaria, Anzoátegui hubiese amanecido el 22 de noviembre con un gobernador de tendencia opositora y no oficialista.

Ahora, si el ejercicio se lleva a los principales municipios de la entidad, y se unen los cómputos de la MUD y la Alianza Democrática, se puede constatar que, de los cuatro de la zona norte, la oposición (entre ambas coaliciones) obtuvo la mayoría del apoyo en Urbaneja y Guanta, mientras que el chavismo sacó más votos que la sumatoria de estas dos coaliciones en Bolívar y Sotillo.

En Bolívar, el oficialismo recibió 61.070 sufragios y la oposición 54 mil 954, mientras que en Sotillo los “rojitos” registraron 38 mil 239 a su favor y los “antichavistas” un total de 31 mil 261.

Como de costumbre, en Urbaneja la oposición reunió muchos más votos (7 mil 541) que el PSUV (2 mil 203). Incluso sin unir los de la MUD con los de la Alianza, esta habría sido mayoría en esta jurisdicción.

Donde sí llamó la atención el resultado fue en Guanta. Y es que en este municipio, que por muchos años ha sido dominado por el chavismo, el 21 de noviembre se registraron más votos a favor de las tarjetas opositoras que del PSUV.

Entre ambas coaliciones antichavistas se reunieron 7 mil 235 sufragios a favor, mientras que la tarjeta de la tolda roja aglutinó 4 mil 899.

Si bien es cierto que el oficialismo fue mayoría en las dos jurisdicciones con más habitantes en la entidad, no se puede ocultar el hecho de que ha bajado tanto su popularidad en Guanta, una jurisdicción dominada por el oficialismo desde 2008.

En Anaco, el chavismo sacó más votos (18 mil 222) que estas tarjetas opositoras (17 mil 445), pero en Simón Rodríguez la historia fue al revés —MUD/Alianza: 35 mil 878 votos, PSUV/GPP: 20 mil 573; es decir, más de 15 mil votos de diferencia—, mientras que en Anaco la victoria roja fue por un mínimo margen.

Disminución del apoyo

Ahora, si se analizan algunos de los últimos eventos electorales se puede corroborar que el chavismo no ha aumentado su registro de votos desde hace mucho tiempo.

Por ejemplo, en las regionales de 2012, la tolda oficialista, a través de su candidato Aristóbulo Istúriz, sacó 292 mil 753 votos. Luego, en el año 2015, bajó un poco la cantidad a 288 mil 789, mientras que en las regionales de 2017 tuvo un leve aumento al registrar 319 mil 271 sufragios a su favor.

Cuatro años después su popularidad bajó drásticamente, pues en los comicios del 21-N totalizó 228 mil 218 votos, es decir, 91.053 menos que en 2017.

Algo que causa interés es que, a pesar de que el domingo el chavismo sacó menos votos que en las regionales de 2017 y las de 2013, igual se llevó la victoria.

Todas estas cifras, más allá del triunfo sobre la oposición, podrían abrir un tiempo de reflexión dentro del seno del chavismo, ya que este año la disminución de sufragios fue de más de 90 mil. ¿Por qué sucedió esto? Tendrán que analizarlo dentro del PSUV.

Lo mismo tendrá que hacer la oposición, pues si bien es cierto que entre la MUD y la Alianza Democrática sacaron más votos que el oficialismo, en cuatro años disminuyó mucho su popularidad. En 2017 obtuvieron 350 mil 673 votos de forma unitaria, mientras que este año registraron 238 mil 929 entre ambos.

Sin duda, tanto el chavismo como sus adversarios deben entrar en una fase de análisis interno.

Análisis guanteño

Uno de los municipios donde el chavismo bajó aún más su popularidad fue Guanta. Y es que el pasado domingo la abanderada del PSUV, Natali Bello, logró el apoyo de 4 mil 856 habitantes, mientras que sus antecesores, tanto Marcelo Galvis como Jhonnathan Marín, sacaron más de 10 mil votos cuando participaron en elecciones municipales. En 2017, Galvis obtuvo 11 mil 562 sufragios, mientras que Marín fue apoyado por 10 mil 953 guanteños. Es más, si la oposición hubiese concretado una candidatura unitaria, Bello no sería la nueva alcaldesa del municipio, ya que la sumatoria entre el candidato de la MUD y el de la Alianza Democrática da un total de 5 mil 885 votos.

Puerto La Cruz / Jesús Bermúdez Pino

(Visited 1 times, 268 visits today)

Share This:

Comentarios

  




Publicidad

Publicidad




Publicidad

Publicidad

El Tiempo