Locales  Comunidad

En Villa Rosa, los neoespartanos pasan hasta 45 días sin agua (+Fotos)

Los habitantes del sector neoespartano caminan grandes distancia para buscar agua en otras zonas / Fotos: Cortesía

Génesis Martínez, residente del sector Villa Rosa de Nueva Esparta, no pasa una feliz Navidad, porque desde hace un año se presentan graves fallas en el servicio de agua potable en esa zona.

Relató que los habitantes de esa comunidad asentada en el municipio García llegan a esperar hasta mes y medio para recibir el líquido por tuberías en sus hogares, algo que los desespera, sobre todo, porque la compañía Hidrológica del Caribe (Hidrocaribe) todavía no les explicó cuáles son las causas del problema.

La comunidad está asentada en el municipio García del estado Nueva Esparta

“El agua tarda demasiado en llegar y pueden pasar hasta 45 días para que llegue a las casas. Lo peor es por la situación económica del país no podemos costear un camión cisterna para solventar nuestra necesidad”, señaló García con mucha tristeza.

Sin respuestas

Esta dama aseguró que otra de las cosas que molesta a los pobladores de Villa Rosa es la falta de atención que les prestan los gobernantes a sus requerimientos.

“Tenemos un año con esta sequía y los miembros de la comunidad fueron a los entes públicos a exigir soluciones para esta situación. Sin embargo, los trabajadores de las instituciones gubernamentales no les prestaron atención. La gente sigue sin tener respuestas y eso es malo para todos”.

Un gran temor

Nilsa Cedeño, otra afectada por la sequía, espera que los empleados de la Alcaldía de García e Hidrocaribe atiendan el clamor de la gente de Villa Rosa para evitar que el COVID-19 cause estragos en el lugar, pues cree que la falta del recurso hídrico crea una insalubridad generaría un aumento de contagios.

“Nosotros no tenemos para pagar el valor de los cisternas, pero tenemos que asearnos porque estamos en la era del coronavirus en la que la limpieza resulta fundamental para mantenerse sano. Necesitamos lavarnos las manos constantemente y los gobernantes no hacen nada para ayudarnos. Estamos cansados”, dijo Cedeño, quien busca alternativas para almacenar agua.

La gente de Villa Rosa sale de sus hogares con la esperanza de que mejore el servicio de agua potable en la zona

“Mi esposo y yo hacemos varios viajes diarios y recorremos largas distancias para buscar agua en otras zonas y luego la traemos a la casa. Necesitamos mantener limpios los hogares y por eso hacemos el sacrificio, pero lo que traemos no nos alcanza para bañar bien a los niños que vienen de clase y cocinar. Esperamos que todo mejore porque la gente de Nueva Esparta merece tener una mejor calidad de vida”.

Porlamar / Joseph Ñambre

Share This:

Comentarios

  agua   fallas   nueva-esparta   servicios   




Publicidad

Publicidad




Publicidad




El Tiempo