Deportes

Yulimar Rojas completó un año de récords en 2021

Momento en el que Yulimar Rojas rompe el récord mundial en Tokio 2020 / Foto: Olympics

El 2021 fue un año glorioso para el deporte anzoatiguense a nivel colectivo con los triunfos de Caribes y DANZ, en béisbol y baloncesto femenino, respectivamente. Sin embargo, en lo individual la gesta fue aun mayor, con lo logrado por Yulimar Rojas en los Juegos Olímpicos de Tokio.

Aquel 1° de agosto quedará en la memoria de todo el que se despertó para ver a la oriunda de Pozuelos romper el récord mundial en la modalidad de salto triple tras registrar 15.67 metros en su último intento. Ese triunfo significó la cuarta vez que se escuchó el Himno Nacional en unos JJ.OO y la primera en la que un venezolano establecía un tope en dicha cita. Además, fue la segunda ocasión en la que un anzoatiguense obtenía la medalla dorada, pues el taekwondista Arlindo Gouveia hizo lo propio en Barcelona 1992.

“Ella nació para romper ese récord”, dijo su madre en una entrevista para El Tiempo luego de los Juegos de Tokio, y razón no le faltaba pues la ucraniana Inessa Kravets había impuesto la marca de 15.50 meses antes del nacimiento de Yulimar, en 1995.

Además, Rojas se convirtió en la primera mujer nacional en subirse a lo más alto del podio y la segunda que obtiene par de preseas en la máxima justa del deporte, igualando lo hecho por la también anzoatiguense Adriana Carmona. La taekwondista de Guanta ganó el bronce en 1992 y en Beijing 2008.

La “Reina del salto triple” completó su gran año con la obtención de su primer título en la Liga de Diamante a principios de septiembre. Todo esto le llevó a ser merecedora del premio Atleta del Año de Venezuela, entregado por el Círculo de Periodistas Deportivos del país, quienes la eligieron de manera unánime. No obstante no logró repetir esta distinción para World Athletics, que le otorgó el galardón a la corredora jamaiquina Elaine Thompson.

Después de alcanzar el diamante fue el turno de volver a su tierra adoptiva, dado que la atleta nació en Caracas pero poco tiempo después se trasladó junto a su familia para Puerto La Cruz, donde se formó deportivamente, dando sus primeros pasos en el estadio Salvador de la Plaza en el Complejo Polideportivo Simón Bolívar.

“Quiero saludar a todos los que han venido. Me encuentro muy satisfecha de estar aquí en mi estado (Anzoátegui), la tierra que me vio crecer. Le vengo a presentar esta medalla que tiene mucho trabajo. Soy una atleta que le rinde tributo a la gente que la quiere”, comentó en un multitudinario recibimiento en Barcelona el pasado 1 de octubre, dos meses después de aquella gesta en suelo japonés.

Lo que no pudo ser en 2020, con la suspensión de los Juegos Olímpicos, y muchas competencias deportivas, debido a la pandemia de Covid-19, se convirtió en un 2021 soñado que invita a creer en que la abanderada de Anzoátegui en los Juegos Nacionales Juveniles de 2013 se convierta en la mejor atleta del mundo por mucho tiempo.

Puerto La Cruz / Alejandro Fernández

(Visited 1 times, 7 visits today)

Share This:

Comentarios

  




Publicidad

Publicidad




Publicidad

Publicidad

El Tiempo