Reportajes

Anzoatiguenses tratan de mantener la tradición del Amigo Secreto aunque sea solo con golosinas

Modalidad. Comerciante asegura que desde $1 suelen armar combos de chuchería para regalar en el juego del Amigo Secreto / Fotos: Elisa Gómez

Una de las tradiciones que caracterizan a los venezolanos en Navidad, más allá de la degustación del plato típico, es el juego del Amigo Secreto, una vieja costumbre que se dice que se inició entre finales de 1800 y principios del siglo pasado. 

Sin embargo, ante la crisis económica que se ha acentuado en los últimos años, los anzoatiguenses tratan de  mantener la práctica, ajustando los regalos a sus posibilidades, siendo la opción más popular la entrega de golosinas. Al menos en eso coincidió la mayoría de los consultados.

 “No es necesario dar regalos costosos para pasar un rato diferente con los amigos y familiares, lo importante es el detalle”, destacó el ama de casa Mercedes Castillo.

De acuerdo con lo señalado por la historia no existe una fecha en especial para llevar a cabo el juego, pues una reunión o celebración son suficientes. Es por eso que desde que se inicia la temporada decembrina se realiza, inicialmente, en los sitios de trabajo. No obstante, los días más populares son el 25 de diciembre–cuando se festeja el nacimiento de Jesucristo– y el 1° de enero, para iniciar el nuevo año.

“El tradicional juego del Amigo Secreto persiste es en mi trabajo y en mi círculo de amigos; en mi familia lo hemos hecho, pero no es muy característico. Desde hace tres años lo estamos haciendo de chucherías, pero colocando un monto en específico, a veces de máximo $5. Antes te regalaban fácilmente un reloj, ahora no”, contó el administrador José Rondón.

El encargado de un local de variedades en el bulevar 5 de Julio de Barcelona, Gustavo Camargo, manifestó que con frecuencia llegan clientes haciendo combos de dulces para la ocasión.

¿Cómo se juega el Amigo Secreto?

La mayoría de los portales web señalan que para jugar el Amigo Secreto, el organizador escribe el nombre de cada participante en un papelito, lo dobla y lo coloca en un recipiente, del cual escogerá cada uno el  nombre de la persona a quien le regalará.

Posteriormente, se suelen colocar las reglas del juego, que pueden consistir en dar detalles diariamente hasta llegar el día del intercambio o, simplemente, dar el regalo del intercambio. También se puede fijar el monto y dar sugerencias de obsequios.

“La mayoría viene haciendo combitos de $1 o $2 para el regalo del Amigo Secreto, o viene con algo y completa aquí”, mencionó.

Camargo indicó que entre lo más buscado  está el Flaquito, una barquilla crujiente rellena de crema de avellana y cubierta de chocolate. Su valor es de Bs 2,50.

También suele vender cuatro caramelos por Bs 1, ponquecitos en Bs 3, chocolate Savoy en Bs 4,50, Dandy en Bs 1,90, Cocosette en Bs 4, Samba en Bs 3,60, Pepito en Bs 2,50, galletas Oreo en Bs 2,50 y la Nucita en Bs 4.

Ante la nueva modalidad, la enfermera Carla Herrera señaló que en su familia suelen comprar las golosinas por paquete para armar los regalos del Amigo Secreto que juegan en la iglesia cristiana a la que asisten.

“Somos cinco personas en mi núcleo familiar. Nos sale más barato de esa manera y, de paso, nos sobra para nuestro consumo después”, resaltó.

El paquete de 24 chupetas Bon Bon Bum se ubica en los establecimientos de la capital anzoatiguense en $3,72, el de 100 caramelos desde $1,50 y el de galletas como Club Social en $1,28.

Alternativa.  En el bulevar 5 de Julio de Barcelona ofrecen variedad de ofertas que van desde $1 y pueden servir como regalos para el Amigo Secreto

Continuidad

A pesar de las adaptaciones que han realizado algunas personas debido al bajo poder adquisitivo, hay quienes todavía juegan el Amigo Secreto para obsequiar artículos de mayor valor.

Este es el caso del portocruzano Anderson Jaimes, quien comentó que desde hace dos años fijan, en su familia, un monto máximo en dólares para adquirir los regalos.

“El año pasado decidimos gastar máximo $3 y para esta temporada es de $10. No necesariamente la persona debe gastar ese monto, por lo que puede dar algo menos costoso. Lo importante es el gesto y el compartir”, señaló.

Para atinar más con los detalles, Jaimes contó que cada participante envía sugerencias de lo que desea recibir y que estén dentro del presupuesto acordado.

“Para este juego, muchos acostumbran a dar detalles previos, pero nosotros lo que hacemos el día del intercambio es un bazar chino. Es como un juego en donde cada  uno lleva un obsequio adicional, sin importar lo que sea y se coloca en la mesa. Al momento del intercambio, la persona a la que le hacen el regalo, agarra el otro pero de su preferencia”, mencionó.

Puerto La Cruz / Elisa Gómez

Share This:

Comentarios

  




Publicidad

Publicidad




Publicidad

Publicidad

El Tiempo