Locales

Comerciantes aseguran que la suspensión indefinida de la cuarentena les será de gran ayuda

En la mayoría de establecimientos es obligatorio ingresar utilizando tapabocas / Foto: Rafael Salazar

El pasado martes 4 de enero, el presidente Nicolás Maduro informó que no habrá esquema de cuarentena 7+7 hasta nuevo aviso, por lo que el país se mantendrá en una flexibilización ampliada, cuyo inicio fue en noviembre de 2021.

Y según palabras de algunos comerciantes consultados, esta decisión les será de gran ayuda tras casi dos años en los que no han podido trabajar de manera idónea por todas las restricciones impuestas para prevenir contagios de Covid-19.

Cabe recordar que, desde marzo de 2020, los únicos expendios que podían laborar sin mayores contratiempos eran los de comida y medicina. Aunque en tiendas de ropa o zapatos se las ingeniaban para abrir en semanas radicales, a riesgo de tener problemas con las autoridades.

Lo cierto del caso es que personas como Juan Ugas, encargado de una ferretería en Barcelona, calificaron de positivo que se continúe con la flexibilización. A su juicio, esto permitirá que la mayoría de vendedores, independientemente del rubro, nivelen sus cuentas, siempre que el ritmo de ventas comience a elevarse.

“Ciertamente es un dolor de cabeza menos el tema de la cuarentena. Sin embargo, eso no quiere decir que aumenten las compras. La situación económica sigue siendo dura para todos y la comida se mantiene como la prioridad de la población”, acotó.

Por su parte, Gustavo Guerra, trabajador de una tienda de ropa, también en la capital anzoatiguense, coincidió con Ugas en que lo anunciado por el Ejecutivo nacional es apenas un primer paso para la recuperación del comercio, pero lo siguiente debe ser la adopción de medidas en materia de economía.

“De alguna forma se tiene que ir recuperando el poder adquisitivo del ciudadano. Muchos se dejan llevar por el espejismo visto en diciembre, donde el centro de veía ‘full’ en las últimas semanas. Pero si todos hubiesen tenido la capacidad de comprar, ni siquiera se habría podido caminar”, señaló.

Ambos vendedores coincidieron en que esta medida pudo ser anunciada antes, pues, a final de cuentas, la prevención es una tarea individual.

“Nada se hacía con trancarnos una semana para evitar contagios de Covid-19, cuando ni siquiera en los autobuses se cumplía con el distanciamiento. Lo mismo con los que hacían fiestas o salían a la calle sin tapabocas”.

Barcelona / Javier A. Guaipo

(Visited 1 times, 1 visits today)

Share This:

Comentarios

  




Publicidad

El Tiempo