Policía de Anaco dio muerte a un joven

Wilmer José Ferrer Suniaga, de 23 años, no salió vivo del allanamiento que le hicieron en su residencia funcionarios de la Policía Municipal de Anaco (Polianaco) la madrugada de este martes.

Al parecer lo buscaban por estar señalado en un robo.

Según informaron sus familiares en la morgue del Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses (Senamecf), en Barcelona, donde llevaron el cadáver para las pruebas legales, a Ferrer lo ajusticiaron los uniformados por desavenencias con un oficial de apellido Tocuyo, quien habría jurado vengarse. No tenía registro ni problemas con ninguna otra persona.

Comentaron que más de 10 municipales se metieron en la casa de Ferrer, en la segunda transversal del sector El Milagro. A su progenitora la sacaron por los cabellos para la calle y delante de un niño de 4 años le dispararon al joven.

Aseguraron que después los policías se llevaron la comida y los productos de aseo personal que se hallaban en la vivienda.

Disparos

En el recinto forense de Barcelona, a Ferrer Suniaga le observaron dos disparos en la región frontal, uno en el tórax y otro en el intercostal izquierdo.

Contaron sus parientes que era obrero, pero estaba desempleado y se preparaba para irse del país.

Barcelona / Eleida Briceño

Share This:

Por

Publicidad

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!