Toda la atención en abridores para la serie entre Astros y Nacionales

Gerrit Cole, Max Scherzer y una colección de ases pondrán en marcha la Serie Mundial el martes en Houston, para luego trasladarla no lejos de la loma donde se erige el Capitolio.

Con Justin Verlander, Stephen Strasburg y todos esos brazos dominantes en acción, debería darse otro nombre a la sede del Congreso federal.

Y es que en este Año del Jonrón, el énfasis en el Clásico de Otoño de 2019 está en el montículo, pues tanto Astros de Houston como Nacionales de Washington poseen buenas rotaciones.

Un duelo que promete ser memorable, quizás.

“Conozco a unos cuantos de los muchachos en su rotación y personalmente estoy excitado de que estén en esta posición, y muy excitado de llegar allí”, dijo Cole.

El duelo tiene un giro curioso: Los cósmicos y los patriotas comparten un complejo de entrenamientos en la primavera, se enfrentaron al arrancar la pretemporada en febrero y Scherzer le permitió un jonrón al primer bateador del partido.

Ahora, ocho meses más tarde, se medirán en serio, a partir del martes por la noche en Houston. Astros, que ganó 107 partidos en la campaña regular, tratan de llevarse su segunda corona en tres años. Nacionales debuta en la Serie Mundial.

Houston abre como favorito 2-1 en las apuestas.

Cole será abridor del primer juego, seguido por Verlander y Zack Greinke.

“Tenemos unos cuantos que lanzan bien”, dijo el mánager texano AJ Hinch.

Lo mismo se puede decir de Nacionales, con una rotación de Scherzer, Strasburg y Patrick Corbin. E incluso el venezolano Aníbal Sánchez — que en los playoffs llevó un juego sin hits hasta el octavo inning.

Altuve, la figura ofensiva de Houston

No se puede olvidar a los bateadores en la serie: José Altuve, Jugador Más Valioso de la serie de campeonato tras su decisivo jonrón en el sexto juego contra Yanquis de Nueva York; así como Alex Bregman y Anthony Rendón -candidatos al premio Jugador Más Valioso (JMV) de la campaña regular; George Springer y los torpederos Trea Turner y Carlos Correa.

Aparte de estrellas jóvenes como Juan Soto y Yordan Álvarez.

Pero en una era en la que los equipos buscan nuevas estrategias de pitcheo -vea el desfile de relevistas de los Astros en el sexto juego de la serie de campeonato-los dos clubes casi seguramente dependerán mucho de sus abridores.

Y eso no le molesta a Hinch.

“Filosóficamente, ya sea la nueva idea de usar un relevista para abrir por un par de innings o sacar a los abridores cuando enfrentan la alineación por tercera vez, la mayoría de quienes lo respaldan no tienen a Verlander o Cole en su equipo”, dijo.

Astros, que comenzó en la Liga Nacional como los Colt .45s en 1962, encabezó las mayores en victorias en la campaña regular. Su camino en los playoffs fue más arduo, venciendo al comodín Mantarrayas de Tampa Bay en el partido decisivo de la serie divisional de la Americana y entonces a los mulos en el sexto de serie de campeonato con el jonrón de Altuve en el noveno inning contra los Yanquis.

“Ya ganamos una Serie mundial y fue un sueño hecho, pero para mí las cosas son todavía mejor cuando pasan dos veces”, explicó Altuve. “Creo que grandes cosas nos esperan”.

Washington, la gran historia

Nacionales, que empezó como Expos de Montreal en 1969, tomaron la ruta inversa.

Tras haber dejado ir al toletero Bryce Harper como agente libre, los Nats estaban apenas 19-31 en mayo. El mal arranque generó conjeturas sobre un posible despido del piloto Dave Martínez y el traspaso de atletas a mediados de campaña.

Pero los nacionalistas se recuperaron. Se ganaron un puesto en los playoffs, eliminaron a Dodgers de Los Ángeles en la Serie Divisional de la Nacional y barrieron a Cardenales en la Serie de Campeonato, inspirados por el JMV Howie Kendrick. Para Washington, la ciudad tiene su primera Serie Mundial desde que Senadores jugó en 1933.

Nacionales habrá tenido una semana de descanso entre partidos, mientras que Astros solamente tienen dos días libres. El año pasado, Medias Rojas de Boston tenía dos días más de descanso que Dodgers de Los Ángeles y lo batió. Pero antes de eso, los últimos nueve campeones fueron los equipos con menos descanso.

A Martínez no le preocupa eso.

“Estos muchachos han jugado increíblemente. Pienso que necesitaban descansar. Algunos realmente necesitaban descansar”, señaló. “Sanar sus cuerpos un poco”.

Houston / Ben Walker / AP

Share This:

Por

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!