Zachary Levi se siente agradecido por representar a chicos adoptados

En la película “¡Shazam!”, el chico que se transforma en superhéroe es un adolescente que tras escapar de múltiples hogares de acogida tiene una última oportunidad con los Vásquez, una pareja de padres que también fueron adoptados cuando niños y que ahora crían cinco hijos de distintas edades y orígenes étnicos.

“Todos desearíamos nacer en una familia que nos ama y nos apoya, pero no todos lo tienen”, dijo el astro de la cinta, Zachary Levi, en una visita reciente a la Ciudad de México.

“Yo, que soy una persona que viene de muchas cosas disfuncionales en mi familia, he encontrado mucha familia en la comunidad, en mis amigos y en cómo ellos me apoyan y creen en mí”, agregó en el parque de diversiones Six Flags local, donde saludó a admiradores y se subió a las atracciones, al tiempo que agradeció que la cinta le dé a los niños adoptados la oportunidad de verse representados en la pantalla.

“¡Shazam!”, dirigida por David F. Sandberg y estrenada este fin de semana, sigue al joven Billy Batson (interpretado por Asher Angel), quien un día viajando en el metro se transporta a un lugar extraño llamado la Roca de la Eternidad.

Allí es elegido por un hechicero para recibir poderes basados en la sabiduría de Salomón, la fuerza de Hércules, la resistencia de Atlas, el poder de Zeus, las habilidades de combate de Aquiles, y la velocidad de Mercurio. De ahí el nombre de Shazam. El detalle es que cuando activa sus poderes, el cuerpo y la voz de Billy cambian a los de un adulto, interpretado por Levi.

El hechicero lo elige para combatir al doctor Thaddeus Sivana (Mark Strong), quien usa demonios en forma de los siete pecados capitales para lograr sus malvados cometidos.

Freddy (Jack Dylan Grazer), uno de los hijos de la familia Vásquez que usa muletas y es experto en superhéroes, ayuda a Billy a descubrir sus poderes y lo graba en videos que se vuelven virales en internet. Pero el ego los mete en problemas cuando Billy empieza a hacer alarde de su fortaleza y Freddy no recibe el reconocimiento que merece por ayudarlo.

“A pesar de todo son humanos, son frágiles, no son perfectos”, dijo Levi. Sin embargo, “mientras se apoyan y luchan el uno por el otro sienten que el amor viene de ahí, se dan cuenta que su vida vale algo y creo que Billy comienza a darse mucha cuenta de eso”.

El hecho de interpretar a un adolescente en el cuerpo de un superhéroe es una de las cosas que más atrajo a Levi.

“Estaba muy emocionado por ese reto en particular”, dijo. “Me gustaría decir que fueron meses y meses de construcción profunda de personaje para entrar en la mente de un chico, pero la verdad es que me he resistido a crecer la mayor parte de mi vida, así que simplemente entré con facilidad en él”.

Estar cerca de Angel y otros chicos en el elenco fue de gran ayuda para el actor. Otra de sus herramientas: un Nintendo Switch que llevó al plató para jugar Mario Kart entre toma y toma.

“Me ayudó a recordar cómo ser juvenil, aunque ya soy bastante juvenil. En especial, para ser adulto”, dijo el actor de 38 años. “Veía a estos chicos y eran unos tontuelos. Decía, ‘¡claro, no tienen trabajo… no saben lo que es pagar impuestos o una hipoteca!’. Esa fue una herramienta muy buena”.

Levi actúa en la serie “The Marvelous Mrs. Maisel” y tiene créditos en películas como “Thor: The Dark World”, “Alvin and the Chipmunks: The Squeakquel” y “Tangled”.

Dijo que desde niño quería ser superhéroe y que se siente muy honrado de encarnar a Shazam, un personaje lanzado hace ocho décadas que lo obligó a usar su imaginación para escenas en las que vuela, carga un camión de pasajeros o lanza rayos de sus manos al ritmo de “Eye of the Tiger” a cambio de monedas. Nada mal para un chico de apenas 14 años.

Share This:

Por

Publicidad

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!