Exhuman restos de beato en Venezuela en medio de cuarentena por COVID-19

Los restos del médico venezolano José Gregorio Hernández, cuyo decreto de beatificación fue firmado en junio por el Papa Francisco, fueron exhumados el lunes como parte del protocolo de la Iglesia Católica para verificar la condición del cuerpo y garantizar su conservación.

Hernández nació en el estado andino de Trujillo en 1864 y fue conocido como el “médico de los pobres” por sus obras al visitar a los enfermos en Caracas durante la gripe española. Murió en 1919 al ser atropellado en una zona del norte de Caracas.

La Iglesia le reconoció a Hernández la salvación de una niña, Yaxury Solórzano, que en 2017 recibió un disparo en la cabeza luego de un intento de robo.

Los médicos dijeron que si lograba salvarse quedaría con discapacidad, pero a las pocas semanas salió caminando del hospital, de acuerdo con portavoces de la iglesia venezolana, que agregaron que la madre de la niña dijo que le había pedido por su salvación a Hernández.

Los restos de Hernández fueron exhumados en una ceremonia en la iglesia Nuestra Señora de la Candelaria, en Caracas, indicó la Conferencia Episcopal Venezolana.

En la ceremonia, el cardenal Baltazar Porras pidió que la beatificación “sea para nosotros camino de reconciliación, que nos una bajo el signo del venezolano posible”.

En los tiempos de Hernández “como ahora, vivimos en un país deshilachado, signado por las plagas de la pobreza, de la falta de libertades (…) las imposiciones ideológicas, por el crecimiento del desánimo”, dijo el cardenal ante un pequeño grupo de feligreses en un acto transmitido por la televisora estatal.

La ceremonia oficial de beatificación en el Vaticano sería en el primer trimestre del 2021, según la iglesia venezolana.

Reuters / Caracas

Share This:

Por

Publicidad




Publicidad

Publicidad

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!