En Juangriego, los buhoneros neoespartanos denuncian atropellos policiales (+Fotos)

Los comerciantes informales que laboran en Juangriego, estado Nueva Esparta, denunciaron que son objeto de atropellos policiales constantes, porque carecen de permisos para laborar en las calles.

Aunque están conscientes de que trabajan de manera ilegal, piensan que las acciones de los funcionarios de seguridad no son las adecuadas, porque los tratan como si fueran malhechores, cuando lo único que sólo tratan de llevar el sustento a sus hogares de una manera honesta.

“Hace más o menos tres años, nosotros trabajábamos en la avenida Leander y los gobernantes nos reubicaron en un terreno baldío. Allí pudimos cumplir labores, pero después el dueño vendió el lote de tierra y nos quedamos a la deriva”, explicó un buhonero que prefirió mantenerse en el anonimato. “Como no tenemos donde laborar, tuvimos que invadir sitos como las esquinas de las avenidas. Eso trajo como consecuencia de que los policías y la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) nos atropellen a diario”.

Algunos ciudadanos se dedican a la venta de pescado

“Sé que estamos invadiendo espacios a la ciudad y, en algunas ocasiones, impedimos el libre tránsito de la gente, pero no es justo que los agentes nos traten mal y nos quiten la mercancía. Eso no puede ser porque nosotros sólo queremos trabajar”.

Otro testimonio

José Miguel, otro afectado por la situación, siente que el problema es consecuencia directa de la falta de apoyo que le prestan las autoridades gubernamentales a los comerciantes informales de la isla de Margarita.

“Siempre tenemos que andar con un saco en la espalda, llevando nuestra mercancía de un lugar a otro. Nos vemos forzados a escondernos y eso no es justo porque sólo queremos trabajar. Todo lo que nos pasa es consecuencia de la falta de atención de la alcaldía de Marcano, que no nos ayuda a montar tiendas y nos vemos forzados a vender al aire libre”.

El aguacate es otro de los alimentos comercializados en Juangriego

Una dama, que omitió su nombre, también se quejó de la falta de atención de los funcionarios públicos ante los venezolanos que quieren ganar honradamente.

“Los vendedores ambulantes siempre hemos sido atropellados, porque nadie del gobierno municipal nos da respuestas a nuestros planteamientos. Nosotros queremos que nos orienten sobre cómo podemos obtener los permisos y legalizarnos. Nosotros sacamos papeles de legalización y se perdieron sin ninguna explicación. Por eso muchas veces somos atropellados por la policía. Eso no es justo”.

Más denuncias

La mujer, que hizo gala de una gran fluidez al momento de expresar sus ideas, denunció que los agentes policiales y funcionarios de la GNB constantemente quieren que les den dinero para no desalojarlos de la zona.

Siente que ese tipo de comportamiento se asemeja bastante a una extorsión, algo que considera inadmisible.

Los plátanos son otros artículos que se expenden en las arterias viales neoespartanas

“Muchas veces los policías y guardias vienen a pedir colaboración y desean que les entreguemos parte nuestra mercancía. Eso no puede ser porque si vendemos dos dólares por día, ellos se llevan lo equivale a uno y perdemos las ganancias. Es algo bastante lamentable”, agregó.

Porlamar / Joseph Ñambre

Share This:

Por




Publicidad

El Tiempo