Las carencias están a la orden del día en el Callejón Celestial de Nueva Esparta (+Fotos)

Vivir en el Callejón Celestial, ubicado en el municipio Gómez del estado Nueva Esparta, no es fácil para sus habitantes porque tienen que superar múltiples carencias ante la desidia gubernamental.

Uno de los principales problemas está relacionado con la energía eléctrica, pues desde hace cuatro meses la comunidad presenta fallas en el servicio por la avería de un transformador.

“Como sólo funciona un transformador para toda la comunidad, la gente no vive con comodidad. Los otros dos aparatos tienen varios meses dañados y se necesita que los reparen con urgencia porque la gente sólo puede prender un aire o un ventilador en sus casas en época de calor. Si se encienden dos artefactos se produce una sobrecarga y nos quedamos a oscuras”, indicó una dama que habló en nombre de los afectados y prefirió mantenerse en el anonimato. “Necesitamos que resuelvan nuestra situación”.

Sólo un transformador funciona en la comunidad neoespartana, algo que causa fallas

Más problemas

La dama, que reflejó su tristeza en cada palabra, indicó la vía principal de la localidad neoespartana carece de bacheo, algo que produjo consecuencias negativas en la población.

“Hay muchos niños en esta comunidad y cuando ellos salen a jugar, levantan mucho polvo y eso nos perjudica demasiado. Los bebés más pequeñitos tienden a presentar alergias constantes. Necesitamos soluciones inmediatas”.

Relató que desde hace 15 años esperan la colocación de la capaz de asfalto en el Callejón Celestial, pues dirigentes políticos se lo prometieron a los residentes cuando instalaron la red de cloacas en la zona.

La arteria vial carece de asfaltado y cuando los niños juegan se levanta mucho polvo

“Los políticos vienen a este lugar y lo único que hacen es despertar falsas ilusiones en la población. No sólo incumplieron en lo que respecta con el asfaltado, tampoco mejoraron el alumbrado público porque desde hace mucho tiempo sólo funciona uno de los cinco postes de la calle. Después que se va el día, quedamos a oscuras. Ya no soportamos tanto abandono”, agregó.

Porlamar / Joseph Ñambre

Share This:

Por




Más vistas


Publicidad

Publicidad




Publicidad

Publicidad

El Tiempo