Tras vencer al COVID-19, el violinista Ernesto Molina ofreció un concierto en el Cepar de Maracay (+Video)

El violinista venezolano Ernesto Molina se recuperó del coronavirus, gracias a la atención que le brindó el personal de salud del Centro Especializado de Patologías Respiratorias (Cepar), ubicado en Maracay, estado Aragua.

Por ese motivo, el músico acudió el domingo al Cepar para brindarle un concierto privado a médicos, enfermeras y camilleros, así como al personal obrero y administrativo del ente, que lo atendieron en momentos en los cuales su vida estuvo en riesgo por causa de la pandemia.

Ernesto Molina ofreció su concierto privado al Cepar | Video: @ernestomolinaoficial

“Da por gracia lo que has recibido. Hoy (El domingo) fui al Cepar, que es un hospital especialista para pacientes covid-19, en donde estuve recluido en mis momentos más duros de mi vida en cuanto a salud se refiere, donde en medio de ese desierto me topé con ángeles enviados por Dios para cuidarme”, escribió Molina en su cuenta de Instagram @ernestomolinaoficial.

Material

Molina acompañó esa publicación con un video en el que se muestra cómo recorrió los pasillos y salas de cuidados intensivos del hospital. Fue su mejor regalo para un grupo de trabajadores del Cepar que considera heroico por salvar vidas en una época en la que el país atraviesa una crisis económica por causa de la hiperinflación.

Recordó que estuvo a punto de fallecer por COVID-19, pero la atención de los empleados del Cepar le permitió seguir en el “plano terrenal”.

Les tocó el tema Espíritu de Dios Llena Mi Vida, uno de los temas más hermosos de la religión cristiana.

“Sólo Dios sabe cómo llegue a sentirme, solo los que hemos pasado por esta terrible enfermedad y hemos sobrevivido a ella sabemos lo que es tener la muerte tan cerca y el desespero de tener una máscara con oxígeno en tu cara y que si te la quitas sientes que esa muerte te toma de la mano para llevarte. Es por ello que decidí, llevarles un concierto a todo el personal médico: doctores, enfermeras, camilleros, personal de limpieza, cocina, seguridad y pacientes en estado crítico con covid. Era una promesa que les había dado y soy hombre de palabra, allí estuve acompañado de el Espíritu Santo de Dios para llevarles no solo música, sino una palabra de Dios que levántate el ánimo y la fe. Dios puede hacernos el milagro a través de la oración. Este es un demo de lo que es parte de mi testimonio para Glorificar al Dios de lo imposible!”.

Valencia / Joseph Ñambre

Share This:

Por




Publicidad

Publicidad




Publicidad

Publicidad

El Tiempo