13 años de un recuerdo deportivo para la historia

Hace 13 años, específicamente el 26 de junio de 2007, en Venezuela se dio por iniciada la primera y hasta ahora única Copa América que realiza. Este uno de los eventos futbolísticos y deportivos de más relevancia en la historia.

En el año 2004, la Federación Venezolana de Fútbol (FVF) fue confirmada como sede, luego de recibir formalmente los cargos por parte de la Conmebol, ente organizador y encargado de toda la disciplina en Sudamérica.

Fue la cuadragésima segunda (42) edición del torneo más antiguo del mundo, teniendo la oportunidad el pueblo venezolano de estrenarse como anfitrión y de disfrutar presencialmente.

Aquella Copa América siempre será recordada, no sólo porque fue inédita, ya que debutaba en un nuevo país y La Vinotinto acumulaba 13 participaciones, desde 1967, cuando entró en competencia por el título.

Aquelo dejó grandes impresiones. Además de gozar de un auge en cuanto a público, se ejecutaron obras importantes, como la remodelación de los principales aeropuertos, infraestructura hotelera, arreglo de las vías, parques, plazas y sitios turísticos.

Recintos de nivel y plenos
Como en todo gran evento deportivo, los estadios son parte importante para una buena realización. Mucho antes de iniciar el campeonato, varios recintos fueron mejorados y otros estrenados, y allí se vivió a plenitud el torneo.

El José Encarnación “Pachencho” Romero (Maracaibo), el Pueblo Nuevo (San Cristóbal) y el José Antonio Anzoátegui (Puerto La Cruz), fueron algunos de los restaurados. Mientras que en los inaugurados se pueden nombrar el Metropolitano de Cabudare y el Monumental de Maturín.

En su caso, el complejo anzoatiguense albergó tres compromisos: dos de fase de grupos, el primero entre Ecuador y Chile y la segunda disputa que tuvo como protagonistas a Brasil y México. El tercero y último fue en cuartos de final: canarinhos y australes se vieron las caras nuevamente tras dicha primera ronda.

Hazaña vinotinto
La selección de Venezuela, que en esa ocasión era dirigida técnicamente por Richard Páez, clasificó por vez primera en su historia a la segunda etapa (cuartos de final) luego de ganar su grupo, el cual compartía junto a Perú, Bolivia y el combinado de Uruguay.

La Vinotinto se encaminaba a momentos de crecimiento como equipo. La etiqueta de seleccionado débil de Sudamérica ya comenzaba a desaparecer, y como escuadra local; con más razón necesitaba confirmarlo.

Tras una victoria y dos empates, se instaló entre los ocho mejores, pero en ese periodo fue menos que su rival, el conjunto uruguayo, que salió airoso con resultado 4-1, frente a la afición criolla.

Sin embargo, la lista de jugadores venezolanos, que era encabezada por Juan Arango, José Manuel Rey, Giancarlo Maldonado, Luis “Pájaro” Vera o Jorge “Zurdo” Rojas, hizo historia por una participación nunca antes vista.

El acontecimiento futbolístico, que tuvo a la guacamaya “Guaky” como mascota, tuvo también, además de las ya mencionadas, a las representaciones de Argentina, Paraguay, Colombia, México y Estados Unidos; estos dos últimos compitieron como invitados.

La competición internacional de fútbol más antigua del mundo tuvo éxito en suelo criollo, principalmente en asistencia, lo que tiene un significado especial por haber sido primera vez.

Aquel 26 de junio de 2007 marcó un antes y un después. Ese día, Venezuela enfrentó a la oncena boliviana, duelo en el que hubo repartición de puntos tras un 2-2.

El continente fue testigo de un hecho sin precedentes marcados en el deporte nacional.

Puerto La Cruz / Paúl Álvarez

Share This:

Por

Publicidad




Publicidad

Publicidad

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!