Tras diálogo, manifestantes planean nueva huelga en Colombia

El presidente colombiano Iván Duque se reunió el martes durante dos horas con miembros de un grupo de coordinación de huelga, pero no lograron llegar a un acuerdo sobre el camino a seguir, y los manifestantes prometieron que llevarán a cabo otro paro nacional.

Diógenes Medina, un organizador sindicalista del Comité Nacional del Paro, dijo que los manifestantes quieren un diálogo separado con Duque, en lugar de participar en la “conversación nacional” que el presidente ha comenzado con varios sectores de la sociedad.

“Nosotros estamos dispuestos a seguir dialogando”, explicó Medina. “Le hemos planteado al gobierno una mesa independiente y estamos esperando la respuesta”.

Las conversaciones parecían la vía más prometedora para poner fin a una semana de manifestaciones diarias que unió en las calles a estudiantes, trabajadores y otros colombianos insatisfechos con el gobierno conservador de Duque. Ante la ausencia de una solución rápida, los organizadores dijeron que intensificarán sus protestas en los próximos días.

“El gobierno no dio respuesta a los puntos que presentamos”, señaló el líder estudiantil José Cárdenas. “Los motivos del paro se mantienen”.

El momento

La nueva huelga sucederá casi una semana después de que 250.000 colombianos marcharon en una de las manifestaciones más grandes del país en la historia reciente. Desde entonces, ha habido protestas más pequeñas, en las que se registró la muerte de tres personas en incidentes durante saqueos y de un estudiante de 18 años que murió por lesiones infligidas durante una manifestación.

Los manifestantes se pronuncian contra temas diversos que incluyen la desigualdad, la corrupción y la continua violencia en las zonas rurales, donde más de 100 líderes sociales han sido asesinados desde que Duque asumió el cargo el año pasado.

“La verdad estamos en un estado terrible”, señaló Blanca Rocha, de 60 años, un ama de casa que apoya las manifestaciones. “El país cada día está más para atrás”.

La vicepresidenta colombiana, Marta Lucía Ramírez, indicó que la reunión entre Duque y los líderes de la manifestación fue constructiva y que el gobierno comparte muchas de sus preocupaciones, incluso mejorar las oportunidades educativas y laborales.

Duque inició el domingo lo que llama una “conversación nacional” con varios sectores de la sociedad con el objetivo de que los ciudadanos estén incluidos en la propuesta de soluciones. El mandatario prefiere una conversación en donde no sólo esté presente el Comité Nacional del Paro.

“El presidente está abriendo un espacio mucho más amplio”, comentó Ramírez. “En todo caso, el presidente les ha invitado cuando quieran regresar, sentarse en cualquiera de las mesas”.

Luego de la reunión con el grupo de coordinación de huelga, Duque anunció una nueva propuesta económica que incluye medidas como reembolsos del IVA para el 20% más pobre de los colombianos. Las reformas, que Duque comentó que se han discutido con varias partes, también pretenden reducir los pagos de seguro de salud para los ancianos con pensiones bajas y dar exenciones fiscales a las compañías que contraten adultos jóvenes.

“Esto muestra que se puede trabajar en equipo”, afirmó Duque en un discurso mientras estaba rodeado de los políticos que elaboraron la propuesta. “Que se puede construir colectivamente, que se pueden adoptar reformas sociales que impacten en la vida de nuestro país”.

Los líderes paristas exigen medidas más drásticas. El mismo martes, los organizadores presentaron 13 peticiones al gobierno, que incluyen la disolución de la policía antimotines, la cual ha sido acusada de uso excesivo de la fuerza contra los manifestantes. También buscan la suspensión de un proyecto de ley fiscal que se presentó ante el Congreso y quieren que el gobierno prometa que no privatizará las compañías estatales.

Los activistas también se oponen a reformas al sistema de pensiones y a las leyes laborales que se rumoran y que el gobierno niega que existan, pero que han sido discutidas por centros de investigación y ministros.

En tanto, Duque recibió mensajes de miembros de su propio partido que le instaron a no ceder a las exigencias de los manifestantes.

Petición expresa

“Presidente Iván Duque no se deje presionar ni cambiar su agenda programática por un grupo cuyo fin es tumbarlo, desestabilizar el país e imponer un comunismo”, tuiteó María del Rosario Guerra, una senadora del partido Centro Democrático, al que pertenece el mandatario.

Alex Reina, profesor de la Escuela Superior de Administración Pública de Medellín, dijo que la amplia gama de exigencias presentadas por los organizadores de las protestas era algo inevitable.

“Este gobierno rompió escenarios de diálogo con los movimientos sociales”, comentó Reina. “El comité ahora hace unas peticiones que recogen las demandas de gran parte de la sociedad y demuestran que esta no es una movilización sin contenido”.

Reina señaló que Duque se encuentra en una posición complicada, debido a que los movimientos sociales están atrayendo a miles de personas que lo presionan para hacer grandes cambios a las políticas, mientras los miembros de su propio partido le piden que se mantenga en la plataforma conservadora sobre la cual fue elegido.

“El presidente está en medio de muchos fuegos”, apuntó el profesor de administración pública. “Nadie está contento con lo que hace”.

Bogotá / Manuel Rueda / Christiane Armario / AP

Share This:

Por

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!