Grupos extremistas prosperan, mientras Facebook busca erradicar sus mensajes

Facebook ha permitido que grupos -muchos vinculados a QAnon y a los movimientos de milicias y boogaloo- glorificaran la violencia durante las elecciones de Estados Unidos en 2020 y en las semanas previas a la insurrección en el Capitolio federal en enero, según un nuevo reporte independiente.

Avaaz, un grupo activista sin fines de lucro de lucha contra la desinformación, identificó 267 páginas y grupos en Facebook que considera difundieron material que glorificaba la violencia antes de los comicios. En total, sumaban 32 millones de usuarios.

Más de dos tercios de las agrupaciones y páginas tenían nombres que aludían a movimientos extremistas estadounidenses, señaló el reporte. Uno de ellos, boogaloo, defiende una segunda guerra civil estadounidense y acabar con la sociedad moderna. El segundo es la corriente conspirativa QAnon, que afirma que Donald Trump libra una guerra secreta contra instituciones del estado y una secta de poderosos pedófilos satanistas que dominan Hollywood, las grandes empresas, los medios y el gobierno. El resto son diversas milicias contrarias al gobierno. Las tres corrientes llevan prohibidas en gran parte de Facebook desde 2020.

Pero pese a lo que Avaaz describió como “violaciones claras” de las políticas de Facebook, 119 de esas páginas y grupos aún seguían activas en la plataforma el 18 de marzo, con casi 27 millones de seguidores.

Compromiso

Facebook reconoció que su sistema para hacer cumplir las normas “no es perfecto”, pero dijo que el reporte da una imagen distorsionada de su trabajo contra el extremismo violento y la desinformación.

En un comunicado, la compañía dijo que ha hecho más que cualquier otra plataforma de internet para frenar el flujo de material dañino. Añadió que ha vetado a “casi 900 movimientos sociales militarizados” y eliminado decenas de miles de páginas, grupos y cuentas de QAnon. Añadió que sus esfuerzos contra la desinformación están en constante mejora.

El director general de Facebook, Mark Zuckerberg, y sus homólogos en Twitter, Jack Dorsey, y Alphabet, Sundar Pichai, tenían previsto comparecer el jueves ante el Congreso de Estados Unidos para declarar sobre el extremismo y la desinformación en sus plataformas.

Facebook ha endurecido sus normas contra la violencia, el odio y la desinformación en el último año. En octubre vetó a grupos de QAnon en su plataforma. Hasta entonces, sólo los eliminaba si apoyaban expresamente la violencia. También ha vetado a movimientos extremistas y de milicias, así como a grupos de boogaloo, con un éxito dispar.

Por ejemplo, aunque Facebook prohibió grupos que utilizaban el lema “Stop the Steal” (“Detengan el robo”, en referencia al resultado electoral), Avaaz -y The Associated Press- encontró que después de la purga aún había activos grupos de esa corriente, así como la etiqueta #stopthesteal.

Una posibilidad

El fracaso de Facebook, señaló Avaaz, “ayudó a empujar a Estados Unidos por la senda de las elecciones a la insurrección”.

Según el reporte, la red social resultó ser un “terreno fértil” para la desinformación y toxicidad que contribuyeron a radicalizar a millones de estadounidenses, ayudando a crear las condiciones que derivaron en el asalto al Capitolio.

Washington / Barbara Otutay / AP

Share This:

Por




Más vistas


Publicidad

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!