Kabul: 14 muertos, 145 heridos en un ataque talibán

14 personas murieron y 145 resultaron heridas el miércoles al estallar un coche bomba en un ataque suicida contra una comisaría en Kabul, según las autoridades. Los talibanes reclamaron la autoría de la gran explosión, ocurrida en un barrio al oeste de la ciudad donde viven muchos hazara, una minoría chií.

92 de los heridos eran civiles, indicó a la prensa el viceministro del Interior Koshai Sadat.

El agresor hizo estallar su coche en un control de seguridad ante el cuartel policial, dijo a The Associated Press (AP) Firdaus Faramarz. En la zona también hay una escuela de instrucción militar. En su comunicado, el Talibán explicó haber atacado un centro de reclutamiento de las fuerzas de seguridad.

Los heridos, entre los que había mujeres y niños, fueron trasladados a hospitales cercanos, indicó el portavoz del Ministerio de Salud Pública Wahidullah Mayar.

Imagen impactante

Medios locales mostraban imágenes de una gran columna de humo que se alzaba sobre esa parte de la ciudad, donde viven muchos miembros de la minoría hazara. La explosión arrancó la fachada del edificio. Los tenderos de la zona barrían los cristales rotos.

“Estaba desayunando en un restaurante cuando ocurrió la explosión”, dijo Mohmmad Qasem. Cuando reventaron las ventanas, él y otras personas salieron corriendo a la transitada calle.

La sede de la policía ha sufrido ataques en el pasado, como uno en 2017 que dejó más de 20 muertos.

El director general del gobierno, Abdullah Abdullah, condenó el ataque, indicando en un tuit que “los terroristas pretenden interferir con la campaña de las elecciones presidenciales”.

Elecciones en puertas

Los comicios, ya retrasados por motivos logísticos y de seguridad, están fijados para el 28 de septiembre. Los talibanes amenazaron el martes a los afganos con que boicotearan la votación y evitaran actos de campaña que “podrían convertirse en objetivos”.

El Talibán, que realiza ataques casi diarios en todo el país, suele atacar a las fuerzas de seguridad y a funcionarios del gobierno considerados como leales al oficialismo. La filial del grupo Estado Islámico en Afganistán, que también ha cometido ataques a gran escala en Kabul, suele atacar a miembros de minorías chiíes.

La explosión del miércoles coincide con una nueva ronda de conversaciones esta semana entre los talibanes y Estados Unidos en Qatar, que aspiran a poner fin a la guerra tras 18 años.

Pese a las negociaciones, cada vez más civiles mueren de forma violenta en el país. Julio fue el mes con más víctimas civiles desde 2017, según la Organización de Naciones Unidas (ONU), con más de 1.500 muertos o heridos ante un aumento de los ataques insurgentes.

Kabul / Rahim Faiez / AP

Share This:

Por

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad


Do NOT follow this link or you will be banned from the site!