Jugar en tiempos de COVID-19, un riesgo que algunos astros de MLB no desean correr (+Fotos)

Jugar en tiempos de COVID-19 es un riesgo que algunos astros de la Major League Baseball (MLB) no desean correr, sobre todo, si no contemplan el retiro a corto plazo. Esta situación causó que, en días recientes, varias luminarias decidieran apartarse de los diamantes durante 2020.

Y es que trabajar cuando el coronavirus tuvo un repunte en Estados Unidos no resultó atractivo para beisbolistas como Félix Hernández, pítcher venezolano de 34 años que tras disputar 15 citas con Marineros de Seattle buscaba un renacer en su carrera con Bravos de Atlanta.

Para Hernández, ganador del premio Cy Young de la Liga Americana en 2010 y quien asistió a seis ediciones del Duelo de Estrellas, disputar una campaña y exponerse a contagiarse del virus -que hasta el lunes causó la muerte de 571.817 personas- carece de lógica.

¿La razón? Hernández, al igual que David Price (lanzador de Dodgers de Los Ángeles), Buster Posey (cátcher de Gigantes de San Francisco) y Ryan Zimmerman (inicialista de Nacionales de Washington), no tienen necesidades económicas de laborar en 2020. Ellos ven acción exclusivamente porque “aman al béisbol”.

David Price decidió no laborar en el venidero certamen con Dodgers de Los Ángeles

Realidad financiera

En sus 15 certámenes con Seattle, en los cuales dejó un balance de 169-136 y una efectividad de 3.42, Hernández ganó 217.000.000 dólares, una cantidad suficiente para no tener preocupaciones económicas por el resto de su vida.

Al revisar esos cursos, y de acuerdo con Baseball Reference, se determinó que el carabobeño cobró un promedio de 14.466.666 dólares por torneo, un monto bastante superior al que hubiese devengado en 2020.

De acuerdo con David O’Brien, periodista del portal The Athletic, el derecho iba a recibir 370.000 dólares por sus servicios en la venidera zafra, que constará de una ronda eliminatoria de 60 encuentros y arrancará el 23 de julio.

La suma es el resultado de prorratear el sueldo de 1.000.0000 de “billetes verdes” que cobraría Hernández si el curso fuera tan extenso como los normales de MLB, compuestos por fases regulares de 162 partidos.

Temor al contagio

En las dos primeras semanas de Entrenamientos Veraniegos de MLB, se detectaron 66 casos positivos de COVID-19, de los cuales 58 correspondieron a peloteros.

Atlanta, equipo de la División Este de la Liga Nacional, fue uno de los clubes afectados por la enfermedad. Fuentes vinculadas al elenco revelaron que cuatro atletas del conjunto de Georgia, entre ellos el primera base Freddie Freeman y el escopetero Will Smith, padecen el mal.

El conocer que Freeman y Smith resultaron infectados influyó en la decisión de Hernández de tomarse un año sabático, tal y como hicieron sus colegas Joe Ross (Washington) y Mike Leake (Cascabeles de Arizona). Ian Desmond (jardinero de Rockies de Colorado) también se ausentará del campo durante 2020 por temor al COVID-19.

Brian Snitker, mánager Atlanta, le confesó a Bernie Wilson, cronista de la agencia de noticias AP, que respeta la opción tomada por Hernández en época de crisis sanitaria. Agregó que se sintió honrado después de que el monticulista participó en dos ensayos en el SunTrust Park.

Freddie Freeman es uno de los astros de MLB que se contagió de coronavirus

Obligación

A diferencia de Hernández, algunos ligamayoristas, que no rubricaron en el pasado reciente convenios multianuales por altas sumas de dinero, se verían forzados a prestar sus servicios para los 30 cuadros de MLB, pese al peligro que representa el COVID-19.

Un pelotero que devengaría un sueldo mínimo de MLB (563.000 dólares) cobrará apenas 208.704 dólares en la contienda que se iniciará el 23 o 24 de julio.

La cifra es baja si se le compara con las complicaciones de salud que representaría contraer el virus que produce problemas respiratorios.

Y es que según la Universidad Johns Hopkins, el COVID-19 fue el motivo por el que fallecieron 135.524 indiviuduos en Estados Unidos. Ese número es más alto que se registró hasta ahora en cualquier nación del planeta.

Doolittle con dudas

A pesar de que MLB, ente dirigido por el comisionado Rob Manfred, estableció un protocolo sanitario especial para evitar que se propague el coronavirus en beisbolistas y entrenadores, Sean Doolittle (escopetero de Washington) no está convencido de trabajar.

Sean Doolittle tiene dudas sobre si es viable trabajar en 2020

A juicio de Doolittle, en las prácticas actuales los exponentes cumplen las reglas de distanciamiento social y portan mascarillas, pero no tienen acceso rápido a los resultados de las pruebas de COVID-19, algo que les genera impaciencia.

“Es una situación un tanto desorganizada”, manifestó Doolittle a AP. “No estamos recibiendo los resultados a tiempo. Aún no nos han enviado los equipos de protección individual. Se supone que contaríamos con mascarillas N95, así como batas y guantes, pero no las tenemos”.

Para el monticulista, brindar condiciones de seguridad resultará esencial para que los exponentes de MLB puedan laborar con cierto grado de tranquilidad. De lo contrario “jugar sería una verdadera odisea”.

“Los elementos de protección son cosas necesarias para que la gente se sienta lo suficientemente segura para poner en marcha esta temporada”.

Valencia / Joseph Ñambre

Share This:

Por

Publicidad

Publicidad

Publicidad

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!