El gobierno británico defiende nuevo plan contra coronavirus

El gobierno británico defendió el martes su nuevo sistema de tres niveles de riesgos y restricciones por el COVID-19, frente a las críticas de que era insuficiente y tardío a la vista de que sus propios asesores científicos habían recomendado medidas más enérgicas hace tres semanas.

El primer ministro Boris Johnson presentó el plan en una serie de eventos que culminó con un discurso a la nación. El programa presenta medidas cada vez más estrictas para demorar la propagación del virus de acuerdo con las tasas de infección locales y clasifica las regiones en tres grupos de riesgo: moderado, alto y muy alto.

Hace tres semanas el gobierno conservador prohibió reuniones de más de seis personas y obligó a bares y restaurantes a cerrar a las 10 de la noche. Los asesores científicos recomendaron medidas más enérgicas, incluso una cuarentena nacional de dos a tres semanas para cortar de cuajo el rápido aumento de las tasas de infección.

El secretario de Comunidades, Robert Jenrick, dijo a la BBC el martes que el gobierno tomó “medidas enérgicas” en respuesta a las recomendaciones de los científicos, pero que los ministros debieron buscar un equilibrio con otros impactos.

Obligación

“El primer ministro debe proteger la vida de la gente y el NHS (servicio nacional de salud) del virus a la vez que dar prioridad a las cosas que nos importan como sociedad, como la educación y conservar el empleo de la mayor cantidad de gente posible”, dijo Jenrick. También debe asegurarse de que no se descuiden otros riesgos para la salud, como la salud y los trastornos mentales”.

Gran Bretaña registra el mayor brote en Europa, con casi 43.000 muertes reportadas. El continente registró más de 700.000 casos nuevos la semana pasada, una cifra récord, según la Organización Mundial de la Salud.

El número de casos confirmados de COVID-19 en Gran Bretaña se ha triplicado con creces en las últimas tres semanas, con tasas de infección que aumentan en todos los grupos por edad y regiones.

Las tasas de infección más altas se registran en el noreste y noroeste, con más de 600 casos por 100.000 habitantes en Liverpool y casi 500 por 100.000 en Manchester, comparado con menos de 100 casos por 100.000 en muchas partes de Londres.

Londres / AP

Share This:

Por

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!