Habitantes de Guanta viven bajo una nube tóxica

Habitantes del municipio Guanta  del estado Anzoátegui están a punto de tomar las calles para protestar por la contaminación ambiental que de manera persistente los afecta.

La situación, que ya  han denunciado en reiteradas ocasiones ante los organismos competentes, ocurre como consecuencia de las emanaciones de caliza desde las calderas de la planta de Venezolana de Cementos (Vencemos), situada en el sector Pertigalete de la jurisdicción.

Estas instalaciones eran manejadas por la compañía mexicana Cemex hasta el año 2008, cuando el entonces presidente Hugo Chávez ordenó la expropiación de la empresa bajo el argumento, entre otros, de que no cumplía sus obligaciones en materia de protección medioambiental.

Una permanente y espesa nube de polvo tóxico afecta a los 45.000 residentes de la localidad. La cementera de Pertigalete es la causante de lo que sufren estos ciudadanos al estar expuestos a residuos de caliza y esquisto, según información reseñada hasta por la BBC de Londres.

Se perturba, incluso, el ecosistema del Parque Nacional Mochima, donde -denuncian los mismos trabajadores- son vertidas las aguas residuales de la planta, la cual –advirtieron-  es hoy mucho más contaminante, a pesar de que la producción ha mermado debido a que de seis de siete hornos no funcionan.

El presidente de Movimiento Ecológico, Antonio Otayza, explicó que el agua cae en el mar e invade los corales para formar una capa de sedimento que ocasiona la muerte de estas colonias.

Aseveró que el polvillo se extiende hasta el canal de Caratal, en El Rincón, y a las Isletas de Puerto Píritu. Agregó que a pesar de que la lluvia aplaca un poco la contaminación, esta reaparece.

Otayza  recordó que antes Vencemos era una empresa completa, prestigiosa, que operaba perfectamente, pero que a partir de la expropiación dejó de trabajar al 100% por la falta de mantenimiento e ineficiencia  del Gobierno.

Indicó que la planta debería contar con nuevos filtros que permitan reducir su efecto contaminante, pues acotó que los que están hace tiempo se dañaron y no cumplen su función. Además enfatizó que debieran mudar la cementera de ese sector y construir allí un hotel para disfrute de  residentes y temporadistas.

Enfermedades respiratorias

Otayza informó que en el Centro de Diagnóstico Integral de la parroquia Chorrerón de Guanta atienden a entre 30 y 40 personas con casos de asma y otros problemas respiratorios a la semana.

Resaltó que en ese recinto, donde trabajan médicos cubanos, no hay antibióticos para responder a infecciones de este tipo.

Comentó que hay gente con erupciones en la piel y en los ojos.

Hablan los residentes

Magaly Díaz, de 65 años, manifestó su preocupación por su salud, ya que sufre de asma y su condición se ha vuelto crítica, como consecuencia de la contaminación ambiental tan grave que existe en el municipio guanteño.

Los vecinos se quejan porque cuando llueve caen residuos que, al secarse, forman capas de cemento sobre los automóviles, en las casas y la vegetación.

Renato Calma, residente, dijo que muchos en la zona cubren sus vehículos con plásticos para evitar su deterioro.

Debido a esto, los ciudadanos hicieron hincapié en la necesidad de que los entes competentes intervengan ante esta situación que no sólo afecta a Guanta, sino al estado entero. De lo contrario, tomarán acciones de protesta.

Guanta / Rosa Marina Silva

Share This:

Por

Publicidad

Publicidad


Publicidad

Publicidad

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!