Al menos tres personas fallecieron durante intento de bandas criminales de retomar control de La Vega

Al menos tres personas fallecidas por balas perdidas, habría dejado un intercambio armado, registrado este lunes 14 en la parroquia La Vega, en el suroeste caraqueño.

Las detonaciones – que iniciaron desde  tempranas horas de la mañana-, se produjeron luego que el pasado fin de semana fuerzas de seguridad del Estado desplegaran un operativo para tomar trincheras y garitas que se encontraban bajo control de las bandas delictivas que dominan la Cota 905.  

La  acción gubernamental fue respondida por los antisociales que intentaron recuperar el territorio.

Periodistas de sucesos y vecinos reportaron que una de las víctimas fatales fue identificada como Yoraima Margarita Díaz Araujo de 47 años, quien fue herida por una bala perdida cuando se desplazaba por la redoma de La India. Aunque fue trasladada al hospital Pérez Carreño, ingresó sin signos vitales.

La segunda víctima, según versiones extraoficiales divulgadas en las redes, es un hombre,  identificado cómo Guillermo Belisario de 49 años de edad, quien que se encontraba dentro de un local comercial frente al bloque 1 de La  Vega, cuando recibió un impacto de bala en la cabeza que le quitó la vida. El activista de Derechos Humanos, Marino Alvarado, hizo referencia a los dos decesos a través de su cuenta en Twitter.

Posteriormente se reportó el fallecimiento de una tercera persona de sexo masculino quien habría caído en la calle Libertad de la Vega, aunque se desconoce su identidad.

Efectivos de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) y de las Fuerzas de Acciones Especiales (Faes) se enfrentaron con grupos de antisociales – presumiblemente pertenecientes a la banda del “mayeyas”- que habrían retomado el control de las trincheras y garitas ubicadas en los puntos altos de la zona y que por menos de 48 horas, estuvieron en manos de efectivos del Estado.

Según el periodista de sucesos, Román Camacho, las bandas de la Cota 905 lideradas por “el coqui”, “el vampi” y “el garbis”, habrían dado la orden de retomar La Vega y amenazaron con matar dos civiles “cada hora si no retiraban a los organismos de seguridad del sector”.

También se reportaron disparos de grupos irregulares hacia el comando de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), ubicado en la Cota 905, y en los kilómetros 3 y 4 de la carretera Panamericana.

Conversaciones infructuosas

Días atrás, el Gobierno levantó la tregua que mantenía con las bandas de “el coqui”, “el vampi” y “el garbis”, tras las  infructuosas conversaciones que buscaban que depusieran su intención de tomar La Vega.

El 26 de abril, el director del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), Douglas Rico, anunció que se estaban realizando acercamientos con las organizaciones criminales que operan en la Cota 905,  luego de que las acciones hostiles se intensificaran desde finales de diciembre de 2020.

Fuentes extraoficiales y vecinos aseguran que el aumento de los enfrentamientos se debió a los intentos de la megabanda de “el coqui” de expandirse hacia la parte baja de La Vega, algo que el Gobierno no ha permitido, ya que desde 2013 sólo se les dio luz verde para tener la Cota 905 como área de influencia a través de las llamadas Zonas de Paz.

El pasado sábado 12 de junio, tras el despliegue realizado para recuperar La Vega, la ministra de Relaciones Interiores, Carmen Meléndez, anunció la detención de 38 personas y la incautación de varias armas de fuego, entre ellas, tres pistolas, tres fusiles, un fusil francotirador, una subametralladora, dos rifles, dos kilos de explosivos de composición C4, 8 cordones detonantes, dos granadas fragmentarias y 202 municiones de diferentes calibres. En el operativo participaron 1 mil 420 funcionarios.

Caracas / Corresponsalía

Share This:

Por




Publicidad

Publicidad




Publicidad

Publicidad

El Tiempo