Reapertura económica de Latinoamerica preocupa a organismos internacionales de salud

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) alertó sobre posibles rebrotes de COVID-19 en América Latina, después de que varios países de la región empezaran a flexibilizar las medidas impuestas para frenar la pandemia, entre ellos Brasil, que superó los 30.000 muertos por coronavirus.

América Latina es el actual epicentro de la epidemia que ha dejado más de 6,3 millones de casos y cerca de 380.000 muertos en todo el mundo, desde que se registraron los primeros contagios en diciembre en China.

“La semana pasada hubo 732.000 casos nuevos en todo el mundo, y de estos, más de 250.000 ocurrieron en países latinoamericanos, una preocupación seria que debería servir como un llamado de atención para redoblar nuestros esfuerzos”, advirtió este martes Carissa Etienne, directora de la OPS, la oficina regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En Brasil, el país más castigado en la región con unos 555.000 casos y más de 31.000 muertos, el estado de Sao Paulo reanudó el lunes actividades como gestiones inmobiliarias y ventas en centros comerciales.

Y Rio de Janeiro permitió, a partir de este martes, ir a lugares de culto y practicar deportes acuáticos como el surf y la natación, con la obligación de mantener el distanciamiento social.

Políticos por encima de médicos

En el país de 210 millones de habitantes, las medidas de cuarentena o desconfinamiento han sido competencia de estados y municipios, para disgusto del presidente Jair Bolsonaro, que llama a levantar de una vez las restricciones.

“La situación en Brasil es delicada y estamos muy preocupados, porque lo que hemos visto es un aumento de los casos y de la mortalidad en la última semana”, dijo este martes el director del Departamento de Enfermedades Transmisibles y Determinantes Ambientales de la Salud de la OPS, Marcos Espinal.

Otros de los países latinoamericanos más afectados por la epidemia, como México, Perú y Ecuador han anunciado pasos más o menos importantes hacia un desconfinamiento.

“Debemos ser cuidadosos. Mi consejo es que no se reabra demasiado rápido, o se corre el riesgo de un resurgimiento”, dijo Etienne.

La OPS se mostró también preocupada por Nicaragua, donde el gobierno no ha impuesto ninguna cuarentena, pese al aumento del número de casos y fallecimientos en las últimas semanas.

En Venezuela, el gobierno del presidente Nicolás Maduro y el líder opositor Juan Guaidó alcanzaron un acuerdo para buscar juntos, con la ayuda de la OPS, fondos para luchar contra el coronavirus, que ha dejado 515 muertos en el país de 29 millones de habitantes.

París / AFP

Share This:

Por

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!