Harry Guánchez: “Necesitamos impedir que nos hagan carreras”

Leones del Caracas, el equipo más ganador de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (Lvbp) con 20 títulos, se encuentra en una situación complicada. Ostenta un récord de 9-14 y ocupa la sexta posición de la tabla en la campaña 2019-2020. Su peldaño es el último que da acceso a playoffs.

Su desempeño, que ha puesto en vilo la permanencia del mánager Harry Guánchez, ha sido causado principalmente por su deficiente pitcheo. El elenco capitalino ha permitido 142 carreras limpias en 203.2 entradas y exhibe una efectividad de 6.27, la peor del torneo.

Guánchez está consciente de que la tropa melenuda necesita mejorar su rendimiento monticular, pues de lo contrario se perdería la postemporada, justo una contienda después de haber sido finalista.

“Necesitamos impedir que nos hagan carreras”, explicó Guánchez en una reciente visita al estadio José Bernardo Pérez de Valencia, estado Carabobo. “Si el pitcheo de nosotros comienza a tener días buenos, vamos a empezar a ganar partidos”.

Amarga realidad felina

Después de la jornada dominical, que cerró la cuarta semana del calendario regular de la Lvbp, los lanzadores caraquistas totalizan la segunda mayor cantidad de bases por bolas (96), el menor número de holds –ventajas preservadas- (11) y la segunda peor relación de pasaportes y hits permitidos por cada acto trabajado (Whip) con 1.70.

El estratega avileño pretende que sus abridores y relevistas alcancen un rendimiento óptimo. Para tratar de conseguir ese objetivo, piensa que los escopeteros deben acoplarse a las órdenes de sus cátchers, encabezado por Ramón Cabrera.

“Los receptores constituyen una parte importante del juego, porque ellos no solamente se dedican a saber quién está sobre el montículo, sino también son los responsables de mantener una visión de juego. Son muy importantes para obtener las victorias”.

Un circuito complejo

Para Guánchez, la Lvbp es un circuito complejo porque actúan varios atletas veteranos y, a su parecer, eso perjudica a los monticulistas, pues los toleteros conocen sus tendencias a la hora de realizar envíos.

“Aquí, la mayoría de los jugadores se conoce y eso les da ventaja a los bateadores sobre los lanzadores. Eso obliga a los últimos a variar su repertorio. Por esa causa, es importante tener una buena coordinación, picardía y hacer pitcheos con malicia. Si tiras puros strikes y no varias tus envíos, los cañoneros te castigarán”.

El piloto no siente presión por perder su puesto en la tropa selvática e incluso vaticina que, si se esta última logra hilar varios triunfos en el quinto septenario de la justa que se iniciará el miércoles, podrá encaminarse definitivamente a los playoffs.

“Nos falta un empujoncito para seguir en la zona de clasificación. Queremos que nos salgan bien las tres facetas del juego (batear, pitchar y fildear) para recuperarnos, porque todavía tenemos tiempo para entrar en los playoffs. Yo no puedo decir que estoy por alcanzar el primer lugar, aquí de lo que se trata es de pasar a la postemporada, esa es la clave”.

Caracas conserva 0.5 duelos de diferencia sobre Navegantes del Magallanes (9-15) y Bravos de Margarita (9-15), los combinados que comparten el sótano del standing y que prometen batallar con la agrupación leonina por el último cupo a la “Fiesta de Enero” hasta el final de la fase regular.

Valencia / Joseph Ñambre

Share This:

Por

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!