Luis Dorante ganó la distinción Mánager del Año

El trabajo que ejerció Luis Dorante como dirigente de Navegantes del Magallanes fue reconocido por la prensa acreditada para cubrir las incidencias de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (Lvbp), al ser designado como “Mánager del Año” de la actual temporada.

Dorante, que inició la contienda como coach de tercera base de los turcos, tomó el mando de la nave el pasado 12 de noviembre y, a partir de ese momento, enderezó el rumbo que había perdido el equipo.

“Es bastante satisfactorio porque en muy poco tiempo me dieron esa distinción. Ganar 25 juegos para clasificar, fue muy grande para lograr el objetivo”, dijo el falconiano.

Ciertamente, la novena bucanera conquistó 25 lauros desde que fue designado como piloto en sustitución de Omar Malavé, pero, se tuvo que ausentar en ocho encuentros por asuntos familiares, y realmente su récord fue de 21-10.

“La clave fue tratar de unir al grupo de peloteros. El staff (técnico) también ha cumplido con una gran labor. Estoy agradecido con cada uno de ellos por lo que han hecho. Todos muy experimentados, a pesar de que (Carlos) Colmenares está en su primer año cocheando, pero en muy corto tiempo ha aprendido mucho”, reconoció el timonel, que empezó a dirigir a los navieros, cuando tenían registro de 10-15.

Una votación

El nativo de Coro logró recopilar 90 puntos, gracias a 27 votos para el primer lugar y nueve para el segundo.

De esa manera superó a Henry Blanco, capataz de Bravos de Margarita, que pudo sumar 60 unidades -16 sufragios para el primer puesto y 12 al segundo- y a Oscar Salazar, de Tigres de Aragua, que alcanzó 20 puntos, luego de sumar tres votos al primer lugar y 11 al segundo.

Dorante, con 20 años de experiencia como timonel en la pelota venezolana, se unió a Alfredo Pedrique como los únicos mánagers con tres reconocimientos de este tipo. El actual mandamás de la nave, ganó el premio en la campaña 2003-2004 con Pastora de Los Llanos, y repitió al año siguiente con los llaneros.

“Este es más especial”, expresó Dorante, refiriéndose al galardón. “Porque hay una distancia bastante grande (entre el último premio y este) y era un béisbol diferente, son diferentes peloteros obviamente. Hoy en día hay más restricciones para los peloteros por parte de las organizaciones, entonces uno tiene que estar buscando las maneras de tener un lineup sólido y de que el pelotero suplente haga el trabajo también. Entonces ahora se hace un poco más difícil”, consideró.

Un estratega experimentado

El piloto, de 51 años de edad, hizo su debut como mánager en la temporada de 1999-2000, cuando lideró al equipo púrpura. Luego, fue mánager de Caribes de Oriente (ahora de Anzoátegui), Bravos de Margarita, Águilas del Zulia y Cardenales de Lara.

“A medida que uno va haciendo su trabajo y va viendo este béisbol lo más que pueda, obtienes una ventaja con lo que está pasando. También el béisbol de otros países te enseña muchas cosas, como el de República Dominicana, para aplicarlas”, opinó.

Dorante estuvo como mánager en el beisbol de quisqueya con los Gigantes del Cibao durante dos campañas (2007-2008 y 2008-2009), guiando a ese conjunto en su última zafra a la gran final, fase en la que no tuvo suerte. Posteriormente, en 2014, regresó a la pelota de la Lidom, pero con los Toros del Este.

“Manejar al pelotero es lo más difícil. Mantener al pelotero contento. Yo considero que eso es lo más complicado para un dirigente en el béisbol invernal”, reflexionó el piloto.

“Se lo dedico (el premio) a toda mi familia. Desde mi esposa, mi mamá, mi papá, que desde allá arriba también está celebrando conmigo. Toda mi familia ha estado siempre apoyándome, han hecho mucho sacrificio por mí y obviamente esto se lo dedico a ellos”, puntualizó que intenta alzar su primer título como piloto en Venezuela, luego de caer en su única final en la 2016-2017, con Cardenales.

Valencia / Hugo Guerrero / Prensa Lvbp

Share This:

Por

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!