Egipto libera a periodista de Al-Jazeera

Un tribunal egipcio ordenó la excarcelación de un periodista de Al-Jazeera detenido desde el 2016 por acusaciones de propagar noticias falsas y de desprestigiar a Egipto.

Mahmoud Hussein, un periodista egipcio que trabajaba para ese canal de televisión, fue detenido en el aeropuerto de El Cairo en diciembre del 2016 cuando llegada de unas vacaciones en Doha. Nunca fue encausado ni enjuiciado.

“Este caso deja claro el abuso de la detención preventiva como forma de castigo en Egipto”, expresó Gamal Eid, director ejecutivo de la agrupación Red Árabe de Información sobre Derechos Humanos. Añadió que actualmente hay por lo menos 20.000 personas en detención preventiva por razones políticas en Egipto y que cientos de ellos llevan en ese estatus más de dos años, el límite establecido por la ley.

Desde que fue derrocado el presidente islamista Mohamed Morsi en el 2013, la cadena Al-Jazeera ha sido retratada por el gobierno egipcio como una enemiga nacional, acusándola de simpatizar con los islamistas. Muchos de sus reporteros han sido detenidos acusados de propagar mentiras y de apoyar a un grupo ilegal, referencia al Hermandad Musulmana.

Al-Jazeera, cuya sede está en Qatar, reportó la excarcelación el jueves en su portal, informando que Hussein “fue arrestado sin cargos formales y mantenido en prisión por 881 días”.

La hija del periodista, Az-Zahra Hussein, dijo en Facebook que su padre seguirá sujeto a “medidas de prevención” _lo que probablemente quiere decir que deberá reportarse a la policía cada tanto tiempo_ y que en breve sería trasladado de la cárcel a un cuartel policial.

Bajo las leyes egipcias, Hussein debe quedar en libertad en 24 horas, dijo Eid.

“Este es un dictamen judicial definitivo, pero el problema es que las fuerzas de seguridad demoran las excarcelaciones cuando esta persona no es alguien de su agrado”, dijo Eid, añadiendo que en casos anteriores las liberaciones tardaron varios meses.

En el 2013, el gobierno fue criticado a nivel internacional cuando las fuerzas de seguridad arrestaron a tres periodistas que en ese entonces trabajaban para Al-Jazeera: el australiano Peter Greste, el egipcio-canadiense Mohamed Fahmy y Baher Mohamed. Un tribunal los halló culpables y los sentenció a entre siete y 10 años de cárcel. Luego, el presidente Abdel Fattah el-Sissi ordenó deportar a Greste e indultó a los otros.

Desde que llegó al poder, el-Sissi ha lanzado una campaña sin precedente contra la oposición, arrestando a miles de personas _ en su mayoría islamistas pero también activistas laicos y periodistas _ y eliminando libertades logradas a raíz del alzamiento del 2011. En el 2017, el gobierno bloqueó el acceso a Al-Jazeera y otros portales de internet que consideró demasiado críticos.

Según un reporte del Comité para la Protección de Periodistas, una organización con sede en Nueva York, Egipto junto con Turquía y China llevan tres años seguidos siendo los países donde están más de la mitad de los periodistas encarcelados en el mundo.

El Cairo / AP

Share This:

Por

Publicidad

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!