Clippers avanzó a semifinales del Oeste y envió a casa a Luka Doncic

Sin golpes de pecho, gritos ni teatro. Con muy poco cambio de expresión, Kawhi Leonard alteró la suerte de los playoffs de Clippers de Los Ángeles.

Leonard falló por poco un triple-doble, terminando con 28 puntos, 10 rebotes y nueve asistencias, para ayudar a Clippers a acabar con Mavericks de Dallas 126-111 el domingo en el Juego 7 de la serie de primera ronda de postemporada de NBA.

Jugando frente a una mezcla ruidosa de 7,342 fanáticos enmascarados y recortes de cartón, Clippers hizo lo que ninguno de los equipos había podido lograr en los primeros seis juegos: ganar en casa. Fue la primera vez en la historia de la NBA que el equipo visitante ganó los primeros seis juegos de una serie de playoffs.

“Vimos todo en esta serie”, señaló el entrenador de Mavs, Rick Carlisle.

Una hazaña

Clippers se convirtió en el quinto equipo en la historia de la liga en perder los primeros dos juegos en casa y volver a ganar una serie de playoffs.

“Fue una gran victoria para nosotros”, dijo Tyronn Lue, quien mejoró a 4-0 en el séptimo juego de su carrera como entrenador. “Demostró mucho sobre nuestro equipo”.

Clippers, cuarto preclasificado, avanzó a las semifinales de la Conferencia Oeste por segundo año consecutivo. Jugará contra Jazz de Utah, el mejor sembrado, a partir del martes por la noche en Salt Lake City.

Luka Doncic tuvo 46 puntos, 14 asistencias y siete rebotes para liderar a Mavs, quinta cabeza de serie, que aún no han ganado una serie de playoffs desde que capturó el campeonato de la NBA en 2011. Terminó la serie con 250 puntos, 55 rebotes y 72 asistencias.

Dificultad

“El séptimo juego es el más difícil. Tienes que darlo todo”, dijo Doncic. “Hemos estado en los playoffs dos veces desde que estuve allí, perdí en ambas ocasiones. Te pagan para ganar”.

Paul George agregó 22 puntos, 10 asistencias y seis rebotes para Clippers. Sus suplentes superaron a los reservas de Dallas, 27-6, obteniendo contribuciones cruciales de Terance Mann (13 unidades) y Luke Kennard (11). Kennard había jugado apenas cuatro minutos antes en la serie.

Barcelona / José Barberi Jr.

Share This:

Por




Más vistas


Publicidad

Publicidad




Publicidad

Publicidad

El Tiempo