Mets tuvo a Lindor como protagonista en victoria sobre Yanquis

Francisco Lindor les silbó a Yanquis y envió la pelota silbando sobre la pared, tres veces.

En medio de una primera temporada miserable con Mets, Lindor mantuvo vivas las oportunidades de postemporada de su nuevo equipo y sacó a su rival de la ciudad de una posición de playoffs.

Casi desencadenó una pelea cuando se burló de sus oponentes después de su segundo jonrón, luego rompió un empate en la octava entrada con su tercer cuadrangular en una dramática victoria 7-6 que terminó la Serie Subway el domingo por la noche.

“Vaya, qué fin de semana tan maravilloso”, señaló el campocorto All-Star. “Se sintió como en los playoffs, pero caliente”.

Batazo

Lindor empalmó un vuelacercas de tres carreras con la mano izquierda en el segundo con una bola quebrada colgada del novato Clarke Schmidt, sacó la bola en solitario en el sexto con la mano derecha en un cambio de Wandy Peralta y rompió un empate 7-7 desde el lado izquierdo en una recta de Chad Green (7-7).

Fue el primer juego de tres jonrones en su carrera para Lindor, bateando .227 en su primera temporada con Mets.

Mientras rodeaba las bases en su segundo estacazo, Lindor puso una mano frente a su boca, se volvió hacia el campo corto Gleyber Torres e hizo un movimiento de burla como si fuera a silbar mientras decía: “Sigue silbando”. Eso hizo referencia a la creencia de Mets de que Taijuan Walker estaba inclinando sus lanzamientos el sábado y Yanquis silbaban para señalar a sus bateadores.

Lindor miró a Peralta y recordó haberle dicho algo al lanzador y dijo que pudo haber hablado hacia el banquillo de Yanquis.

Declaraciones

“No puedo acusarlos de que pidan las señales porque no estoy al 100%”, dijo Lindor. “Pero sé lo que escuché y sentí que estaba pasando algo fuera de lo común. Me lo tomé personal.”

“Una cosa es cuando estás en la caja de bateo y estás viendo algo”, explicó Lindor. “Otra cosa es cuando recibes ayuda de todo el equipo”.

Joey Gallo, de Yanquis, dijo que Peralta había silbado el sábado “solo tratando de animar el dugout” y que “definitivamente no era para dar propina en los lanzamientos”.

El chirrido se intensificó cuando Stanton empató el marcador con un jonrón de dos carreras en el séptimo ante el zurdo Brad Hand.

Stanton redujo la velocidad a un paseo después de dar la vuelta en segunda base en su trote, dio la espalda a la tercera y comenzó a gritar con el campo corto. Tanto Lindor como el segunda base Javier Báez le hicieron señas a Stanton para que se acercara a ellos, y cuando Stanton llegó al plato, los jugadores de ambos dugouts se habían derramado en el campo y los bullpens también se vaciaron.

“Si tienes un problema con Wandy, dáselo a Wandy”, comentó Stanton más tarde. “No hables con varias personas, atraer a todos, especialmente corriendo por las bases, fue mi pensamiento”, dijo Stanton. “Obviamente, no saqué todo eso”.

Retraso

El retraso duró casi cuatro minutos.

“Los niños serán niños”, dijo el mánager de Yankees, Aaron Boone.

Una multitud de 33.305 que parecía dividida en partes iguales abucheó a Lindor antes de su tercer vuelabardas. Indicó que caminó hacia el plato tratando de pegar un jonrón, luego con un conteo de 2-0 escuchó a Javier Báez. Con el conteo de 2-0, Lindor envió una bola rápida de 96.5 mph a la derecha.

“Me han abucheado durante mucho tiempo”, relató.

Seth Lugo (4-2) lanzó el octavo y Edwin Díaz consiguió su salvamento número 29 en 35 oportunidades. Permitió el sencillo con un out de DJ LeMahieu y caminó a Anthony Rizzo en cuatro lanzamientos.

Brett Gardner, quien ingresó cuando Aaron Judge se fue en la tercera entrada debido a un mareo, se ponchó. El pase de James McCann avanzó a los corredores, y Stanton conectó un looper a Lindor que puso fin a un juego de cuatro horas y seis minutos.

“Salvo que no haya peleas físicas, hablar es barato”, manifestó Stanton. “La charla está en el campo, haciéndolo, obteniendo la victoria. Y ambos tuvimos la oportunidad de hacerlo. Y yo no salí (a través de) en esa situación”.

Un pésimo momento

Yanquis perdió por 12ª vez en 15 topes luego de una racha de 13 victorias y cayó un juego detrás de Boston y Toronto, que lideran los dos comodines de la Liga Americana.

Mets se fue 4-2 contra Yanquis este año y cerró a treschoques para el segundo comodín de la Liga Nacional, pero tienen tres equipos frente a ellos.

El doble productor de Stanton y el elevado de sacrificio de Gallo construyeron una ventaja de 2-0 en el primero ante el venezolano Carlos Carrasco, el segundo elevado de sacrificio de Gallo en 2,237 apariciones en el plato. El patrio Gleyber Torres había llevado a Yanquis a 5-4 con un jonrón de dos carreras contra Jeurys Familia.

Lindor dijo que su actuación aún no lo hacía sentir como un neoyorquino. “Todavía no tengo el acento”, añadió.

Carrasco permitió dos carreras y tres hits en cinco entradas con cuatro bases por bolas.

Barcelona / José Barberi Jr.

Share This:

Por




Publicidad

Publicidad




Publicidad

El Tiempo