Reos carabobeños fueron castigados por matar y comer mascota de exdirector de penal

Varios reclusos del Centro de Formación para el Hombre Nuevo “El Libertador”, que forma parte del Complejo Penitenciario de Carabobo, están siendo sometidos a castigos crueles por parte de la autoridades del penal, según denunciaron familiares de los privados de libertad, quienes también acusaron a militares de la instalación de sustraer alimentos de los empaques para los privados de libertad, reseñó TalCual.

En días anteriores, un grupo de reclusos presuntamente sacrificó y devoró la mascota del exdirector de este penal, una perra rottweiler a la que custodios del establecimiento, llamaban “la niña” o “princesa”, razón por la cual autoridades han tomado represalias.

Parientes de los reclusos involucrados en el hecho temen que por lo acontecido sus familiares hayan sido agredidos físicamente.

“La gente del penal sabe que lo que tienen es hambre y encima los castigan inhumanamente. Claro, está mal lo que hicieron con ese animal pero el hambre desespera; más si tienen tiempo sin comer una comida completa. Ahora ni les darán la aguada de arroz que le reparten a todos”, señalaron.

Algunos de los entrevistados por la Organización No Gubernamental (ONG) Una Ventana a la Libertad, expresaron que “mantenerlos desnutridos (a los reclusos)” es una estrategia para que los privados de libertad no protesten “porque no tienen fuerza para hacerlo”.

“Son miles de presos que tiene ahí. Según orden de la nueva ministra, a los privados de libertad solo se les puede dar diario una comida y un pan”, señalaron.

De la misma manera, familiares sostienen que ellos llevan alimentos para que reclusos coman algo mejor, pero que por órdenes superiores, subalternos o custodios, “echan para atrás hasta más de la mitad la comida que con esfuerzo logran comprar” por la situación crítica que viven todos en el país.

“Aquí los que reciben la comida se quedan con una parte. No entregan los paquetes completos. Cuando toca visita y hablamos con nuestro familiar, nos enteramos que les faltó algo. Las catalinas o tortas no las entregan completas, siempre se agarran tres o cinco”, expresaron.

Más señalamientos

Asimismo, señalaron a custodios de sustraer alimentos de los empaques que son entregados a los reclusos. “La paquetería de la semana pasada a mi hijo le quitaron parte de su comida; le dejaron el envase casi vacío. Le robaron un pan andino de dos que le había llevado. Las catalinas que vienen 10 en el paquete le dejaron cinco. Juegan con el hambre de esos muchachos. Que Dios los reprenda porque son perversos, inhumanos y sin corazón”, expresó otra de las personas afectadas por la situación, quien no se atrevió a revelar su nombre por temor a represalias por contra sus familiares detenidos.

“A nosotros también nos humillan y nos quedamos callados para que no la agarren con nuestro familiar que está ahí”, dijeron.

Finalmente, recordaron a las diversas autoridades de la institución, leer el artículo uno del Código Orgánico Penitenciario: El privado o privada de libertad tiene derecho “a un trato humano digno, entendiéndose por ello el respeto a su integridad física, psicológica y moral por parte de todas las autoridades que conformen el sistema penitenciario”.

Valencia / TalCual

Share This:

Por

Publicidad




Publicidad

Publicidad

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!