Habitantes de Jorge Coll lidian con la sequía y los continuos apagones (+Fotos)

La alcaldía de Maneiro y otros entes gubernamentales se hacen de la” vista gorda” ante las necesidades de los habitantes de la urbanización Jorge Coll, ubicada en la parroquia Aguirre de ese municipio del estado Nueva Esparta. Ellos sufren por la falta de agua y los constantes apagones que se presentan en la zona.

Así lo manifestó César Rojas, de 21 años, quien reside en esa comunidad ubicada en la avenida Antonio José de Sucre. Aseguró que en el sector las fallas de los servicios públicos son “el pan nuestro de cada día”.

“El principal de nuestros problemas es el suministro de agua potable. Como en todo el estado Nueva Esparta, éste se ha venido agudizando desde hace 10 años y no hay forma de que mejore la situación”.

Hasta 30 dólares cobran los dueños de camiones cisternas por surtir agua potable

El habitante de Jorge Coll explicó que el suministro de agua “se produce en ciclos que tardan aproximadamente 40 días”.

Esto último trajo como consecuencia que los vecinos deban desembolsar grandes sumas de dinero, para poder contar con el recurso hídrico.

“En vista de nuestra necesidad, los jefes del condominio nos imponen y nos obligan a pagar entre 20 y 30 dólares por camiones cisternas. Así contamos con el vital líquido hasta que llegue el ciclo de nuevo”, subrayó.

Rojas dijo que eso lo “empobrece, porque que no es nada fácil conseguir 30 dólares de donde no los hay”.

Apagones recurrentes

Los apagones en Jorge Coll también son constantes.

“Desde hace aproximadamente un mes, estamos viviendo un racionamiento eléctrico que dura entre cuatro y cinco horas diarias. Tengo que decir, que los cortes son irregulares, pues en varias ocasiones, la luz se va dos veces por jornada”, afirmó Rojas.

Detalló que a pesar de que Corpoelec (Corporación Eléctrica Nacional) publica cronogramas de administración de cargas, “los mismos no se cumplen”.

“Puede que te corten el suministro de energía temprano, pueden que lo hagan más tarde. En realidad, no tenemos certeza de eso”.

Comentó que algunos pobladores de la urbanización neoespartana fueron “víctimas de los cortes de luz”, pues sufrieron pérdidas materiales.

“Esta situación es una burla y, por supuesto, que es contraproducente para uno poder planificarse. Varios vecinos han manifestado que sus electrodomésticos se dañaron por la irregularidad del servicio. Eso genera más gastos para ellos, porque deben reparar sus artefactos averiados”.

La oscuridad es parte de la cotidianidad de los habitantes de la comunidad neoespartano

Sin repuestas

La gente de Jorge Coll ha “manifestado en más de una ocasión ante la alcaldía de Maneiro, el Ministerio de Agua, Corpoelec, Hidrocaribe (Hidrológica del Caribe) y otras instituciones sus necesidades. En todas las oportunidades, la repuesta ha sido la misma: no.

Otras veces los funcionarios públicos les manifestaron que no es “su competencia o permanecieron en silencio total ante las solicitudes”.

“Pese al gran esfuerzo que han hecho los habitantes de Jorge Coll para dar a conocer sus necesidades ante las autoridades municipales, estos problemas son persistentes, lo que acarrea un deterioro de la calidad de vida para la gente”, expresó Rojas.

En zozobra

Indicó que ante tantos bajones y continuas interrupciones de electricidad, los individuos se mantienen en “zozobra”.

“Ya no podemos planificar nuestro día. En medio de esta pandemia, muchas personas trabajan desde casa o en línea y para ellas perder cuatro o cinco horas de labores no es sencillo”.

A juicio de Rojas, los afectados tienen que “modificar sus horarios para poder trabajar, hacer compras y cocinar”.

“Hay varias personas en el edificio que tienen cocinas eléctricas y cuando no hay luz, simplemente no pueden preparar sus alimentos. Aquellas que poseen cocinas a gas padecen una peor situación, porque les resulta prácticamente imposible conseguir las benditas bombonas”.

Nueva Esparta / Joseph Ñambre

Share This:

Por

Publicidad

Publicidad

Publicidad

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!