Avanza jornada electoral en Brasil

Los colegios electorales de Brasil abrieron  a tempranas horas de este domingo sus puertas, para la celebración de los comicios presidenciales, legislativos y regionales, los más imprevisibles en las dos últimas décadas y para los que están convocados 147,3 millones de votantes.

Además de un nuevo presidente, los brasileños elegirán a los gobernadores de los 27 estados del país, dos tercios del Senado y a los 513 diputados federales, y renovarán los legislativos regionales.

Los electores, el 70,6 % de los 208,5 millones de habitantes del país, podrán ejercer su derecho al voto en los 5.570 municipios de todo el territorio y en 171 localidades en el exterior.

Cuando Brasil promulgó su actual Constitución en octubre de 1988, el entonces presidente de la Asamblea Constituyente fue tajante: “Tenemos odio a la dictadura”, dijo. “Odio y asco”.

Candidatos en las urnas

Jair Bolsonaro, abanderado del Partido Social Liberal (PSL), ejerció su derecho al sufragio en la escuela Vila Militar, ubicadoa en Río de Janeiro, para elegir al Presidente de Brasil, 513 escaños de la Cámara de Diputados y dos tercios de los 81 del Senado.

A su salida del centro de votación, Bolsonaro señaló estar “confiado” en su campaña electoral, al tiempo que detalló que durante este período logró “conversar con el pueblo, evaluar sus problemas y posibles soluciones”.

Mientras que el abanderado del Partido de los Trabajadores (PT), Fernando Haddad, quien cuenta con el respaldo del ex mandatario Luiz Inácio Lula Da Silva, ya emitió su voto en Sao Paulo, en la escuela municipal Rosa Da Fonseca.

“Tenemos condiciones para salir adelante y si Dios nos ayuda ganaremos la elección”, declaró Haddad tras sufragar, quien junto a su compañera de fórmula Manuela D’Ávila promueven la continuidad de las políticas de los gobiernos del PT para la recuperación económica y social de Brasil, tras el declive con el mandatario de facto de Michel Temer.

Pronósticos

En un clima de confusión y desencanto con la élite política, los brasileños están llamados a elegir a su próximo presidente. Las encuestas auguran una segunda vuelta el 28 de este mes entre los dos candidatos más votados. Con una creciente polarización entre ambos candidatos, que a su vez tienen altas tasas de rechazo popular, y el desplome del centro político, los fantasmas del pasado resurgen en el mayor país de América Latina.

Brasil / Agencia / Redacción

 

 

 

Share This:

Por

Publicidad

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!